Se recrudece la violencia

Edil de Cortázar quita 10% a empleados para darlo al PRD
Por:

Bagdad

Una cadena de atentados con carros bomba y cohetes de mortero perpetrada en Bagdad dejaró al menos 95 muertos, 563 heridos, unos 50 vehículos destruidos y numerosos daños materiales.

Dos camiones bomba estallaron frente a los Ministerios de Exteriores y Finanzas en el centro de Bagdad, mientras una tercera explosión ocurrió en el barrio Baiyaa y una cuarta frente a la Universidad de Al Mustansariya, precisó el Ministerio iraquí del Interior.

Los atentados, atribuidos por las fuerzas de seguridad iraquíes a la red Al Qaeda, tuvieron lugar en una de las zonas más protegidas de Bagdad, la llamada Zona Verde, donde se encuentran los ministerios gubernamentales y embajadas extranjeras.

El peor atentado ocurrió cuando un camión bomba estalló cerca del Ministerio de Relaciones Exteriores en el barrio de Salhiyah, donde al menos 59 personas murieron y otras 250 resultaron heridas, según fuentes policiales, citadas por la cadena árabe Al Arabiya.

La detonación también causó destrozos en el Parlamento iraquí, que se encuentra en el mismo recinto, así como daños a numerosos comercios de la zona.

Ante la confusión originada por el gran número de atentados, las autoridades no han logrado especificar el número de muertos producido por cada explosión, pero advirtieron que la cifra de víctimas podría aumentar debido a que continúan los trabajos de rescate.

La ola de atentados, que ocurre dos días antes de que comience el mes sagrado musulmán del Ramadán, es la más sangrienta desde la retirada de las tropas estadounidenses de las ciudades iraquíes en junio pasado.

Además, tienen lugar cuando se cumple el sexto aniversario de un ataque con camión bomba contra la oficina de las Naciones Unidas en la Zona Verde en Bagdad, que mató al enviado especial del organismo, Sergio Vieira de Mello, y otras 21 personas.

El secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, condenó la serie de atentados en Bagdad y expresó su “tristeza” por la continua violencia en Irak.

Los atentados también fueron condenados con dureza por la Comisión Europea y la presidencia sueca de la Unión Europea, que los calificó como “acciones brutales” y presentó sus condolencias a las familias de las víctimas.

Con información de Notimex

fdm