Se suman a Los indignados decenas de miles en 10 países

Se suman a Los indignados decenas de miles en 10 países
Por:

Foto AP

Las protestas ciudadanas en España en contra de la crisis económica y el sistema político infectaron ayer por segundo día consecutivo, otras ciudades europeas y del norte de África como Praga, Budapest, Atenas y Rabat.

En México, está programada para hoy una protesta frente la embajada española en Polanco.

Luego de que esta semana hubo movilizaciones en capitales de Europa occidental como París, Berlín o Lisboa, ayer las manifestaciones se extendieron al centro del continente europeo en apoyo al Movimiento 15 de Mayo (15-M), que concentra a más de 20 mil personas en la Puerta del Sol de Madrid. Ahí, los inconformes guardaron un minuto de silencio por la decisión de la Junta Electoral Central de declarar ilegales las movilizaciones que se realicen este sábado y mañana domingo, día de los comicios municipales. No obstante, el Ministerio del Interior confirmó que la policía no disolverá las concentraciones. Tras el minuto de silencio, los españoles lanzaron consignas como “lo llaman democracia y no lo es”, “no nos representan” y “no pasarán”.

Se expande “EL VIRUS”. En Budapest, decenas de jóvenes “indignados” se reunieron ante la embajada de España para apoyar la protesta con carteles en los que se podían leer frases como “¡Estamos hartos!” o “¡No aguantamos más!”.En Praga, Varsovia y Viena las concentraciones fueron convocadas en las redes sociales en apoyo al Movimiento 15-M. “No es una concentración contra el gobierno de España, no es contra un partido en concreto, sino contra el mal uso que los políticos están haciendo de la democracia”, aseguró a Radio Praga Daniel Vázquez, uno de los organizadores de las manifestaciones en la República Checa. En Londres, por tercer día consecutivo, unas 400 personas se concentraron frente a la embajada española y realizaron un cacerolazo para demandar un cambio en el modelo político y contra la precariedad laboral de la juventud.

Fuera de Europa, hubo protestas en Israel y Marruecos, y para el fin de semana se están preparando movilizaciones en Estados Unidos. En Jerusalén Este, unos 40 jóvenes españoles se congregaron frente al consulado de ese país.