Miércoles 21.10.2020 - 08:02

Seguidores de Dilma encienden la calle a horas de su expulsión

Seguidores de Dilma encienden la calle a horas de su expulsión
Por:

Hoy el pleno del Senado brasileño votará sobre la destitución definitiva de la aún presidenta, Dilma Rousseff.

Desde la mañana de ayer cada uno de los 81 legisladores presentaron sus impresiones sobre el juicio; 54 de ellos adelantaron que están de acuerdo en que la mandataria sea removida del cargo.

Los senadores decidieron aplazar la votación hasta el día de hoy argumentando que era necesario escuchar a todos los congresistas.

Ricardo Lewandowski, magistrado presidente de la Corte Suprema, aseveró que después de que sean escuchados todos se reiniciará la sesión para iniciar la votación final sobre el proceso.

Para que Rousseff sea removida es necesaria la aprobación de al menos dos tercios de la Cámara Alta, (54 votos). El diario local A Folha de Sao Paulo, informó que el presidente interino, Michel Temer espera que hasta 60 senadores se pronuncien en favor del impeachment.

Mientras el Senado debatía el futuro político de la ahijada política de Lula, sindicatos defensores de la presidenta salieron a las calles para mostrar su rechazo en contra del proceso contra Dilma y contra el gobierno interino de Michel Temer.

Las protestas, organizadas por los movimientos Povo Sem Medo y Brasil Popuar, que aglutinan diversas organizaciones sociales favorables a Rousseff, derivaron en enfrentamientos con la policía, algunos de los cuales provocaron destrozos en el mobiliario público e incendiaron contenedores de basura.

Las manifestaciones se repitieron en distintas ciudades del país como Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia, donde los legisladores emprendieron un largo debate en torno al juicio político.

Durante el debate, uno de los momentos que causaron más revuelo fue cuando la abogada de la acusación, Janaína Paschoal, lloró tras proferir un duro alegato contra Rousseff al finalizar su ponencia pidió perdón a la mandataria por “el sufrimiento causado”.

“Finalizó pidiendo disculpas a la señora presidenta. No por haber hecho lo que hice, sino por haberle causado sufrimiento. Sé que la situación que está viviendo no es fácil”, dijo Paschoal.

Janaíana Paschoal lidera el grupo de tres abogados que presentaron cargos contra Rousseff por haber supuestamente infringido la Constitución en su manejo de las cuentas públicas.

Los testimonios se presentaron en la fase final de una pugna política que ha consumido al país más grande de Latinoamérica desde que la propuesta de impugnar a la mandataria fue presentada en la Cámara de Diputados a fines del año pasado. Los senadores de oposición acusan a Rousseff de utilizar medios ilegales para ocultar agujeros en el presupuesto federal, y argumentan que ello exacerbó la recesión, la inflación y los despidos.

Rousseff, una ex guerrillera que fue torturada y encarcelada durante la dictadura del país, refutó las acusaciones, afirmó que no violó ninguna ley. El lunes pasado presentó esa defensa ante el Senado, con los argumentos de que se vio obligada a tomar decisiones presupuestarias difíciles ante los menguantes ingresos y la negativa de sus rivales en el Congreso a trabajar con ella.

“Sé que seré juzgada, pero mi conciencia está limpia. No he cometido delito alguno”, declaró en el último intento de recuperar el cargo.

Abogada acusadora, llora y pide “perdón”

Janaína Paschoal, una de los tres abogados que presentaron cargos contra la presidenta suspendida Dilma Rousseff lloró y pidió perdón por el sufrimiento causado a la ahijada política de Lula.

“Finalizó pidiendo disculpas a la señora presidenta. No por haber hecho lo que hice, sino por haberle causado sufrimiento. Sé que la situación que está viviendo no es fácil”, dijo Paschoal.

Paschoal, acusada por el Partido de los Trabajadores (PT) de recibir pagos del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que perdió las elecciones presidenciales en 2014, llegó a invocar a Dios en la tribuna del Senado.

“Fue Dios quien hizo que varias personas, al mismo tiempo, se dieran cuenta de lo que estaba sucediendo en nuestro país”, aseveró.

Posteriormente fue el turno del abogado de defensa, el ex abogado José Eduardo Cardozo, quien volvió a hacer un paralelismo –como hizo ayer la propia Rousseff- entre los juicios a los que la presidenta fue sometida durante la dictadura militar y el proceso de “impeachment” actual.

“Si quieren condenar condenen, pero no ensucien la honra de una mujer digna. Es absolutamente indigno este asesinato de reputación que se hace de Rousseff”, gritó, molesto, Cardozo, ex ministro de Justicia y conminó a varios senadores a disculparse con Dilma.