Jueves 24.09.2020 - 02:42

Hay seis prototipos en la última fase

En carrera por una vacuna, llama OMS
a evitar nacionalismo

Advierte director del organismo que ningún país estará seguro hasta que no lo estén todos; llaman a respetar los protocolos de desarrollar, para garantizar la seguridad

vacuna
Vacuna experimental para combatir el nuevo coronavirus.Foto: AP.
Por:

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, llamó a establecer un “consenso global” para hacer de cualquier vacuna contra el Covid-19 un producto de salud global, ya que el “nacionalismo” no ayudará a combatir la pandemia.

“Compartir vacunas o compartir otras herramientas en realidad ayuda al mundo a recuperarse juntos. La recuperación económica puede ser más rápida y el daño del Covid-19 podría ser menor. El nacionalismo de las vacunas no es bueno, no nos ayudará”, aseveró. 

“Cuando decimos que debería ser un bien público, no es sólo por compartir, es porque tiene ventajas (...) lo están haciendo por sí mismos, porque cuando el resto del mundo se recupera y se abre, ellos también se benefician”, agregó, explicando que “ningún país estará seguro hasta que todos estemos a salvo”.

Gráfico

Durante un panel de discusión en línea con miembros del Foro de Seguridad de Aspen, expresó la necesidad de que los países más ricos se comprometan políticamente para garantizar que cualquier preparado se distribuya de manera justa en todo el mundo.

Esta situación que ha causado preocupación, luego de que Estados Unidos acaparó prácticamente todas las existencias del remdesivir, el único medicamento aprobado hasta ahora para el tratamiento de cuadros graves de la enfermedad.

El experto etíope recordó que actualmente hay seis prototipos de inmunizador que se encuentran en la Fase 3, la última, que consiste en pruebas masivas y controles con placebos, lo cual es “esperanzador”. Apenas unos días antes, había advertido que posiblemente nunca habría una “bala de plata” contra la epidemia.

El experto etíope recordó que actualmente hay seis prototipos de inmunizador que se encuentran en la Fase 3, la última, que consiste en pruebas masivas y controles con placebos, lo cual es “esperanzador”. Apenas unos días antes, había advertido que posiblemente nunca habría una “bala de plata” contra la epidemia.

Compartir vacunas o compartir otras herramientas en realidad ayuda al mundo a recuperarse juntos. La recuperación económica puede ser más rápida y el daño de COVID-19 podría ser menor. El nacionalismo de las vacunas no es bueno, no nos ayudará, dijo.

De las seis candidatas más avanzadas, tres se están desarrollando en China, otras dos son objeto de estudio de farmacéuticas estadounidenses (Moderna y Pfizer) y una última es investigada por la firma británica AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

En su oportunidad, el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, añadió que en cuanto alguna de ellas muestre buenos resultados “se pasará a la producción de la vacuna y se procederá a la inmunización de la población, pero hay que ser cautos y ver posibles efectos adversos antes de vacunar a miles de personas”.

Gráfico

Asimismo, fue cuestionado respecto al prototipo de Rusia, que aunque en el registro de la OMS se encuentra en Fase 2, las autoridades de ese país ya perfilan su aprobación para iniciar la producción masiva a partir del próximo mes.

Al respecto, el funcionario advirtió que para garantizar que las vacunas sean seguras y efectivas son necesarios distintos datos de prueba. Asimismo, señaló que las autoridades deberían poder demostrar la eficacia de una vacuna de coronavirus a través de ensayos clínicos tradicionales en lugar de estudios de “desafío humano”, en referencia a la exposición intencional de los voluntarios a un virus para ver si el producto funciona.

ntb