Siria suma 900 muertos tras 2 meses de revuelta

PERFIL: Luis Enrique Miranda Nava
Por:

Foto AP

Las fuerzas de seguridad sirias abrieron fuego ayer hacia el cortejo fúnebre de varios manifestantes antigubernamentales muertos la víspera, lo que elevó a más de 900 el número de muertes registradas en dos meses de revueltas.

La cifra total es una de las más altas que han dejado los levantamientos civiles en el mundo árabe.

El ataque más reciente indicó que los operativos del régimen del presidente Bashar el Assad no dan muestras de disminuir pese a las sanciones internacionales y las condenas de Estados Unidos y sus aliados.

Con excepción de Libia donde los combates entre las fuerzas leales a Muamar Khadafi y sus oponentes han dejado posiblemente miles de muertos desde febrero la cifra de muertos en Siria es ahora superior a la de cualquier otro país que ha experimentado levantamientos.

Durante la revuelta de 18 días en Egipto que derrocó al presidente Hosni Mubarak, el 11 de febrero, murieron al menos 846 egipcios. En Túnez, que desató los levantamientos en la región, se estima que 219 personas murieron antes de que el presidente Zine El Abidine Ben Alí cediera el poder en enero.

La represión emprendida por las autoridades de Yemen ha dejado más de 150 manifestantes muertos, según grupos de oposición.

El número de muertos en Bahrein, Omán y otros lugares sacudidos por los disturbios es mucho menor.

El derramamiento de sangre en Siria también destaca porque su población es relativamente pequeña: unos 22 millones de personas en comparación con los 80 millones en Egipto o los 10,5 millones en Túnez.

UE SANCIONA A EL ASSAD. El presidente sirio, Bashar el Assad, será incluido la próxima semana en la lista de personalidades sancionadas por la Unión Europea como respuesta a la violenta represión ejercida contra manifestantes pacíficos en el país árabe que busca un cambió político.

La medida será analizada por los ministros de Asuntos Exteriores de la mancomunidad hoy, cuando celebran su consejo periódico en Bruselas.

Según fuentes comunitarias, los Veintisiete ya han logrado un consenso previo en ese sentido y sólo hace falta ahora formalizar la decisión.