• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Tiroteo por racismo deja 9 muertos en Alemania
Médicos forenses trabajan en la segunda escena del crimen, en Alemania, ayer. Foto: AP

Fráncfort y Hanau, ciudades alemanas, vivieron ayer el peor acontecimiento de racismo contra migrantes, luego de que un hombre armado atacó en dos bares donde mató a nueve personas, la mayoría turcas.

A las víctimas mortales se suman seis personas quienes resultaron heridas durante el ataque, informó el fiscal federal alemán, Peter Frank.

Te puede interesar: Este es el mensaje que el terrorista de Fráncfort envió a todo EU

El sospechoso antes de suicidarse junto a su madre terminó con la vida de la mujer de 72 años en su departamento.

En el lugar dejó un video y un manifiesto con mensajes racistas, en el que explicaba la autoría de sus acciones.

Autoridades alemanas analizan la cinta donde se identifica como Tobias Rathjen en su portal. Ahí habla de la vigilancia de las agencias secretas gubernamentales, incluso por telepatía, y expresa su deseo de librar al país de ciudadanos no alemanes; además, pidió “el total exterminio de muchas razas y culturas”.

El hombre, acusado de organizar uno de los peores ataques racistas de la posguerra en Alemania, era un empleado bancario discreto y entrenado que dio pocas señales públicas de lo que grababa en silencio en un manifiesto de 24 páginas.

En el escrito denunció que desde hace timpo la policía alemana lo persigue, hizo un llamado a consumar un genocidio en contra de migrantes y envió un “mensaje personal a todos los estadounidenses”, dice que “su país (Estados Unidos) está bajo el control de sociedades secretas invisibles”.

Los detectives manejan la hipótesis de que el hombre actuó por su cuenta, pero Frank aclaró que “el objetivo de la investigación es averiguar si hay gente que sabía del hecho o lo apoyaba”. Añadió que indagan todo contacto que tuvo el asesino con gente en Alemania o en el exterior.

El suceso ocurre en medio de temores en Berlín por el resurgimiento de la violencia ultraderechista, con el que las autoridades empiezan a combatir, como la detención de 12 hombres sospechosos de tramar ataques contra políticos y gente de minorías étnicas, la semana pasada.

  • El dato: Los turcos conforman la minoría étnica más numerosa en Alemania. El embajador de Turquía informó que cinco de los fallecidos eran ciudadanos de Ankara.

El ataque fue condenado por varias organizaciones, en las que se incluye al Consejo Central de Musulmanes, la Confederación de Asociaciones Kurdas de Alemania y el Consejo Central de Judíos. Aunque Tobias Rathjen no hizo referencia al movimiento de ultraderecha QAnon en Estados Unidos, la misiva es similar a su creencia central, pero infundada de que el presidente Donald Trump está librando una campaña secreta contra sus enemigos en las “altas esferas del Estado” y una red de prostitución de menores gestionada por pedófilos y caníbales satánicos.

Xenofobia “es veneno”, reprueba Merkel

La canciller Angela Merkel condenó el atentado en Hanau y advirtió que el “racismo es veneno”; lamentó que exista el odio en la sociedad alemana.

“Hay abundantes indicios de que el asesino actuó conforme a su fanatismo ultraderechista, a su racismo”, expresó Merkel. “Lo hizo por su odio hacia personas de origen distinto, de otra religión”.

La líder prometió que se “hará todo lo posible para investigar las circunstancias de los terribles asesinatos”. Dijo que el hombre “ha sido responsable de muchos crímenes”, antes de rememorar el ataque que acabó con la vida del político Walter Luebcke, una serie de asesinatos de migrantes entre 2000 y 2006 por Clandestinidad Nacionalsocialista.

Además hizo hincapié en que Berlín cree en la “dignidad” de cada persona, sin distinción de raza o etnia.

Compartir