Lunes 6.07.2020 - 15:39

Un dia de simbolismos... y atrincheramiento ideologico

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

El izamiento de la bandera estadounidense en los terrenos de su embajada en La Habana, precedido por el discurso del secretario de Estado, John Kerry, y con la presencia de un nutrido grupo de funcionarios de ambos países, no aporta nuevas perspectivas al proceso de normalización que comenzó el 17 de diciembre.

Durante su discurso, Kerry afirmó que una “democracia genuina”, en la cual pueda “elegir libremente a sus gobernantes”, es la mejor opción para el pueblo cubano, aunque reconoció que corresponde a éstos definir su futuro.

“Nuestras políticas del pasado no han conducido a una transición democrática aquí en Cuba. Sería poco realista esperar que la normalización de relaciones tenga un impacto transformador en el corto plazo. Es el momento de que los dos pueblos nos acerquemos. No somos rivales, sino vecinos”, destacó.

Más allá del aspecto simbólico de la histórica ceremonia, la desconfianza de las autoridades cubanas hacia su vecino es un hecho que amenaza con retrasar el fin de las disputas. En los mensajes de los medios oficiales se percibe la continuidad del atrincheramiento ideológico. No existen referencias favorables a EU.

Ayer, en la conferencia de prensa que ofrecieron juntos en el hotel Nacional, Kerry y el canciller Bruno Rodríguez, éste último, aprovechó para advertir: “En efecto tenemos concepciones distintas sobre diversos temas y profundas diferencias. Por ejemplo en relación con el ejercicio de la soberanía nacional, la democracia, los derechos humanos, los modelos políticos y las relaciones entre los estados”.

Aún con ello, ambos pactaron crear una comisión bilateral para definir los temas que abordarán en adelante. “Hemos acordado no sólo limitarnos a hablar de la relación, sino tomar los pasos necesarios para que esa relación madure”, dijo Kerry.

Sin embargo, es ingenuo pensar que en el poco más de un año que le queda a la administración demócrata se resuelvan todos los problemas pendientes, que incluyen el levantamiento del embargo.

La batalla ahora es entre el ala más conservadora del partido único, encabezada por Raúl Castro, y los senadores y representantes de origen cubano del Capitolio. Remover la ley Helms-Burton para hacer viable el acercamiento, no será fácil.

Exiliados se golpean en Miami

El izado de la bandera de Estados Unidos en la nueva embajada en Cuba ocasionó que exiliados cubanos en Miami, Florida,se enfrentaran a golpes, lo que ocasionó que la policía tuviera que intervenir y arrestara a un partidario del régimen castrista.

Mientras en la isla se abría un nuevo capítulo histórico, en Miami el grupo anticastrista ‘Vigilia Mambisa’ destruía de manera simbólica una bandera negra y roja del Movimiento 26 de julio, que utilizó Fidel Castro para llegar al poder.

Poco después, un grupo de personas que se congregó frente al restaurante Versailles, en la calle 8 de La Pequeña Habana, donde habitualmente se congrega el exilio cubano, increpó a un hombre que portaba una pancarta con mensajes a favor del gobierno cubano.

El ambiente se fue caldeando y los agentes tuvieron que apaciguar los ánimos hasta que, finalmente, se desató la pelea. Clientes del Versailles recriminaron a los manifestantes su actitud y les pidieron afrontar la nueva realidad de las relaciones entre los países.

“Beneficiará

a México”

Por Néstor Jiménez

nestor.jimenez@3.80.3.65

El ex embajador de nuestro país en Cuba y ex cónsul en Chicago, Heriberto Galindo Quiñónes, celebró la reapertura de la embajada norteamericana en este país, lo cual, auguró, será un detonante del entendimiento comercial, social y cultural, mientras que para México también repercutirá en un mayor intercambio con la isla.

El actual diputado federal del PRI sostuvo que el izamiento, ayer en la Habana, de la bandera de las barras y las estrellas, representa un hito histórico después de cerca de 70 años

“Me parece que se inicia una era de inteligencia, de raciocinio, de madurez política y diplomática entre ambos países y vienen eras de entendimiento político, económico, social y cultural que serán benéficas para ambos países”, indicó el legislador.

Subrayó que lo que sigue es que cesen las hostilidades entre ambos países y que se aceleren los trámites para que EU cancele el embargo y el bloqueo.

“Debe ser inminente la cancelación del embargo y aplaudimos las gestiones del presidente Barack Obama con el Congreso de su país para que se acabe”.

Para México, explicó, se gana en una actitud humanitaria, ya que dijo que siempre ha habido una relación de respeto y cercanía con la isla. Aunque recalcó que también derivará en una apertura económica entre nuestro país y La Habana.