Urge ONU salvar a seis mil migrantes abandonados en el mar asiatico

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, urgió hoy a salvar a unos seis mil migrantes abandonados en aguas del sudeste de Asia, luego que los botes repletos de personas fueron devueltos al mar.

Zeid indicó este viernes que al menos seis mil migrantes, la mayoría del grupo étnico musulmán rohingyas de Myanmar y otros cientos originarios de Bangladesh, están en condiciones “extremadamente vulnerables”.

Los migrantes permanecen sin agua ni comida, están en botes a la deriva después de haber sido devueltos de Tailandia, Malasia e Indonesia, indicó.

Consideró que esas acciones son “incomprensibles e inhumanas” y llamó a implementar medidas contra los traficantes de personas.

Acusó que estos traficantes aglutinan a cientos de migrantes en condiciones extremas de hacinamiento sin agua o alimento y que en muchas ocasiones abandonan los barcos a la deriva.

La mayoría de los migrantes son rohingyas que huyen de la persecución del estado de Rakhine en Myanmar, con un número creciente de inmigrantes de Bangladesh.

“Hasta que el gobierno de Myanmar atienda la discriminación institucional contra la población rohingya, incluida la igualdad de acceso a la ciudadanía, esta migración precaria continuará”, observó Zeid.

La mayoría huye de la persecución, discriminación, pobreza u otras violaciones de los derechos humanos, o se aventura en busca de trabajo decente y una vida con dignidad, indicó.

“Todos los migrantes que huyen hacia los mares en circunstancias peligrosas están en necesidad de protección”, dijo el Alto Comisionado.

Zeid destacó la importancia de abordar la grave situación de derechos humanos en el estado de Rakhine de Myanmar, que describió como “uno de los principales motivadores de estos movimientos marítimos desesperados”.