Martes 4.08.2020 - 00:19

Urgen a UE defender derechos humanos en cumbre con Latinoamerica

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

Un grupo de asociaciones de la sociedad civil de América Latina pidió hoy que la Unión Europea (UE) defienda el respeto de los derechos humanos en la región durante la cumbre bilateral a celebrarse el 10 y 11 de junio, en Bruselas.

“Actualmente, en muchos países latinoamericanos la protesta social puede costar hasta la vida”, denuncian en una declaración conjunta las redes CONCORD y Mesa de Articulación, con el apoyo de Alianza por la Solidaridad, Cidse, Cifca, Oidhaco y Grupo Sur, que representan a más de 100 organizaciones no gubernamentales (ONG).

El documento señaló que muchos grandes proyectos europeos han generado rechazo entre las poblaciones locales de Latinoamérica.

Como resultado, “se ha observado un fuerte incremento en la tendencia de perseguir, estigmatizar y criminalizar las actividades de protesta social”.

Solamente en Colombia los asesinatos de activistas sociales pasaron de 32 a 78 entre 2010 y 2013, mientras que en Guatemala se registraron 657 casos de agresiones en 2013, refirió.

“La UE no puede quedarse al margen de esa grave violación de los derechos humanos”, sostienen las ONG.

La declaración también afirmó que los tratados de libre comercio firmados por la UE con varios países de América Latina “han favorecido los intereses de las empresas transnacionales en detrimento de los derechos humanos”.

“Las actuales relaciones de las dos regiones se basan principalmente en una relación asimétrica, en la que la extracción agresiva de recursos naturales por parte de las empresas europeas en territorio latinoamericano se realiza sin tener en cuenta los impactos sobre los derechos humanos y el desarrollo”, apuntó.

Según las redes sociales, ello “impacta negativamente el acceso a la tierra y la soberanía alimentaria del pueblo latinoamericano”.

Por eso, insisten en que las relaciones birregionales “no estén basadas solamente en el libre comercio y la protección de las inversiones europeas”, sino que den más énfasis a los derechos humanos.

La declaración ha sido enviada a la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y al comisario europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica.

Incluye una serie de propuestas concretas en materia de igualdad socio-económica, sostenibilidad ambiental, derechos humanos y participación ciudadana.

Entre ellas, la creación de un instrumento vinculante que regule la actuación de las empresas multinacionales en Latinoamérica “para garantizar que apliquen los mismos estándares de respeto a los derechos humanos dentro y fuera de las fronteras de la UE”.