Van 4 vinculados al Tea Party por la Casa Blanca

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Aspirantes a la candidatura republicana para contender por la presidencia de Estados Unidos siguen un eje de trabajo que apunta hacia el conservadurismo cristiano y hacia el Tea Party, es decir, las dos fracciones más ultraderechistas de su bancada.

De acuerdo con la base de datos fivethirtyeight.com, el más popular, en los sondeos, Mike Huckabbe, gobernador de Arkansas, está clasificado en el extremo de la categoría conservador cristiano.

En el mismo bloque figura Rick Santorum, exsenador por Pennsylvania, quien anunció sus aspiraciones el pasado miércoles.

“Como presidente, defenderé el principio de que toda vida cuenta, los pobres, los discapacitados y los no nacidos”, dijo.

Marco Rubio, quien figura como uno de los más populares en su bancada, está ubicado como miembro de la cúpula de su partido, cercano a los valores religiosos y al Tea Party, la fracción republicana más conservadora.

Además, Ted Cruz, de origen canadiense, figura entre las dos fracciones más derechistas de la Unión Americana.

Al igual que ellos, Rand Paul, que anunció sus aspiraciones en abril pasado, es uno de los precursores del llamado Partido del Té.

A esta bancada se suma el exgobernador de Nueva York, George Pataki, quien ayer anunció sus aspiraciones políticas, pese a que su nombre apenas figura en las encuestas entre posibles contendientes presidenciales.

Pataki, gobernador de Nueva York de 1995 a 2006, es el octavo candidato que ya ha declarado sus intenciones de participar en la contienda.

En un video presentado en su página oficial de Internet, y tras una rueda de prensa ofrecida en New Hampshire, Pataki presentó su plataforma como la de un republicano moderado, en una región de Estados Unidos, el Noreste, que es una base por tradición demócrata.

Como gobernador, Pataki apoyó el derecho de las mujeres a abortar, así como a establecer más estrictos controles de posesión de armas.

En el anuncio de su campaña, dijo que representaría el interés de la clase media de Estados Unidos.

Pataki, de 69 años de edad, expuso su experiencia como mandatario durante los ataques terroristas de 2001, lo que a su juicio le otorga un invaluable entendimiento para combatir el extremismo islámico en el mundo.

Sin embargo, George Pataki enfatizó en su mensaje de inicio de campaña, su opinión de que el gobierno federal es demasiado grande y de que

es disfuncional.

“Washington ha crecido demasiado, es muy poderoso, muy costoso y muy invasivo. Esto es exactamente lo que temían los Padres fundadores, de Estados Unidos”, expresó.

Y demócratas contienden con bajo perfil

Mientras cada vez más republicanos se destapan por la candidatura de su partido, en la bancada demócrata, sólo dos políticos han hecho oficial su agenda política para 2016. Hasta ahora, sólo Hillary Clinton, ex secretaria de Estado, y el senador independiente, Ben Sanders, lo han hecho.

En la lista de posibles aspirantes figuran Martin O’Malley, exgobernador de Maryland, y Jim Webb, exsenador por Virginia.

Además, resuenan los nombres del vicepresidente, Joe Biden, o la senadora, Elizabeth Warren.

No obstante, estos políticos manejan un perfil bajo dentro de su partido. Según una reciente encuesta del instituto de investigación Centro Pew, un 73 por ciento de los votantes nunca han oído hablar de O’Malley, pese a que el exgobernador es visto como uno de los posibles rivales de Clinton en las votaciones primarias.