Viaja a La Habana canciller del Papa

Detienen en el AICM a sujeto con droga en el estómago
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

El ministro de Relaciones Exteriores del Vaticano, Dominique Mamberti, visita esta semana Cuba después de que el diálogo sobre los opositores presos iniciado entre la Iglesia católica y el gobierno de Raúl Castro dio ya sus primeros frutos.

Las autoridades cubanas dejaron libre el sábado al disidente enfermo Ariel Sigler y, hasta ahora, han trasladado a prisiones más cercanas a sus domicilios familiares a otros 12 miembros del grupo de 75 opositores que fueron recluidos en marzo de 2003, en la ola de detenciones recordada como la Primavera Negra.

Dichos movimientos, que han despertado entre las familias la esperanza de más liberaciones, se producen después de que el cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, se reuniera en mayo con el presidente Castro y le demandara mejoras en las condiciones de los reos, así como la excarcelación de los más enfermos. Semanas antes, Ortega había pedido también que cesara el hostigamiento a las llamadas Damas de Blanco, esposas y madres de disidentes presos.

Mamberti, un arzobispo francés, permanecerá en Cuba desde la noche de mañana martes hasta el domingo. Según fuentes eclesiásticas, al comienzo de su programa oficial se reunirá el miércoles con el canciller Bruno Rodríguez y participará en un encuentro católico en el que expertos de dentro y fuera de la Iglesia debatirán sobre temas sociales.

La visita del canciller cubano coincide con el 75 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre la santa sede y el gobierno de La Habana, vínculos que no se rompieron tras el triunfo de la revolución liderada por el ex presidente Fidel Castro, pese a que los contactos entre la Iglesia y las autoridades socialistas no han estado carentes de tensiones.

La Iglesia católica cubana insiste en que la visita no guarda relación con el diálogo en marcha con las autoridades. No obstante, se produce menos de una semana después de que el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, conversara el jueves pasado en Roma con el papa Benedicto XVI, con quien trató el tema de los presos en Cuba.

El diálogo entre la Iglesia y el gobierno cubano se inició después de la avalancha de críticas internacionales por la muerte en febrero pasado del opositor preso Orlando Zapata, por los actos de repudio a las Damas de Blanco y por la huelga de hambre que mantiene el disidente Guillermo Fariñas para exigir la excarcelación de 26 presos políticos que, según Fariñas, se encuentran gravemente enfermos.