Viernes 10.07.2020 - 12:04

Vuelven al Papa rockstar y heroe

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Jorge Mario Bergoglio, el pontífice llegado desde el fin del mundo, y su política transformadora al interior de la Iglesia se convirtieron en la portada de la revista musical Rolling Stone. Francisco será el primer líder del catolicismo en ser portada de la icónica publicación. Además el Vaticano lo presentó como un superhéroe en un grafiti hecho en la pared de una calle en Roma, cerca de la santa sede, que difundió el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales del Vaticano.

Bajo el título “The times they are a- changing” (por un tema del compositor Bob Dylan “Los tiempos están cambiando”) la revista encargó el perfil del argentino a su editor Mark Binelli, quien viajó a Roma para retratar las medidas con las cuales trata de separarse de sus antecesores. Binelli entrevistó a fieles, miembros del Opus Dei, periodistas y allegados a Francisco. Allí describe a Benedicto XVI como un tradicionalista parecido a Freddy Krugger y afirma que el nuevo Papa le parece un milagro al católico promedio.

“Francisco optó por no residir en el palacio papal, sino quedarse en la casa de huéspedes del Vaticano, liberándose del aislamiento de los clérigos. Él opta por pasear por la ciudad en un Ford Focus en lugar de una limusina con chofer.”, escribe.

Mientras en el Vaticano el Papa es visto como un superhéroe, el mural urbano que el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales del Vaticano colocó en su cuenta de Twitter rápidamente dio la vuelta al mundo. Vestido con su esclavina blanca, el Pontífice emprende el vuelo y enarbola un maletín negro cargado de “valores”.

Para la sociedad internacional, Francisco se ha convertido en la figura que está logrando un cambio en la percepción en la que se tenía a la Iglesia católica.

Bajo su pontíficado por primera vez la Iglesia compareció ante un organismo internacional para explicar los casos de pederastia. Ante un comité de la ONU una delegación de la santa sede reconoció las violaciones a menores, no obstante se evitó dar información detallada sobre los casos investigados.

Además ha modificado el organigrama del IOR y, a través de motu proprio, ha creado nuevas leyes para evitar que sea usado para blanquear capitales.

Iglesia: regresen sangre de Wojtyla

Como un acto sacrílego y un robo vil calificó la Iglesia católica italiana, en su primera declaración, el robo de un tubo con sangre del beato Juan Pablo II (Karol Wojtyla). El arzobispo Giuseppe Petrocchi pidió a los ladrones que devuelvan el relicario que fue sustraído de un santuario el domingo.

“Apelo a aquellos que llevaron a cabo este acto deplorable”, sostuvo Petrocchi, en una carta a los católicos locales difundida la noche del lunes.

El relicario de oro —que contenía un pedazo de tela con la sangre de la sotana que Karol Wojtyla llevaba puesto el día del atentado en su contra, el 13 de mayo de 1981— fue sustraído de la pequeña iglesia de San Pietro della Ienca, en las montañas situadas al este de Roma, adonde el Sumo Pontífice solía escaparse en secreto de las presiones del Vaticano para caminar o esquiar.

Decenas de policías con perros rastreadores aún buscaban ayer la remota área cubierta de nieve, para recabar pistas.