Adiós al precio único en gasolinas, será regional

Adiós al precio único en gasolinas, será regional
Por:
  • lindsay_h._esquivel

La apertura de las gasolinas en México inyectará inversiones por 16 mil millones de dólares, e iniciará con un mercado de precios diferenciados por regiones, es decir, ya no habrá un preció único y fijo para todo el país, así como nuevas empresas que venderán el combustible, informaron funcionarios del sector energético.

El presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García, especificó que el precio de las gasolinas y el diésel estarán determinados por el precio internacional del petróleo, más los costos de refinación, el transporte y almacenamiento; así como el margen comercial de venta; los impuestos que deban pagar, como IEPS, y el tipo de cambio vigente.

La liberalización comienza el 30 de marzo, por lo que a partir del 1 de enero de 2017, en tanto se flexibiliza en cada zona, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establecerá precios máximos diferentes en las cinco regiones del país.

Es decir, “en todos los lugares donde no se dé todavía la flexibilización de precios, va a aplicar una cotización máxima determinada por Hacienda, para cada una de las distintas zonas del país, así como en aquellos lugares donde no haya condiciones de competencia para abrir el mercado”, sostuvo el director de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta Cummings.

Mencionó que se van a tener precios diferenciados y Hacienda habrá de definir un tope máximo en cada lugar sin apertura, es decir en transición, y “máximo no significa que sean los más altos sino que se consideran componentes como la logística”.

Cuando ya se vaya dando la liberalización será el mercado, ley de oferta y demanda, el que determine los precios, y desaparece el precio máximo; pero si no hay condiciones adecuadas, continúa implementándose el máximo determinado por Hacienda.

De acuerdo con estimaciones de la CRE, abrir el mercado de las gasolinas atraerá inversiones por 2.5 mil millones de dólares en ductos, 1.5 mil millones de dólares en transporte de petrolíferos vía ferrocarril, más de 12 mil millones si se duplica el número de gasolineras existentes, y 331 mil millones de dólares más por almacenamiento.

García Alcocer explicó que el proceso de flexibilización gradual de los precios de las gasolinas y el diésel se dividirá en cinco etapas, iniciando en el norte y concluyendo en el sur del país.

Para liberar el precio al consumidor, primero, dijo, se pondrá a disposición de los comercializadores de gasolinas la renta de infraestructura de transporte y almacenamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que se conoce como temporada abierta.

Una vez que se tenga el fallo de este proceso, el 30 de marzo de 2017, Baja California y Sonora serán las primeras entidades en contar con precios libres de combustibles; en junio, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Gómez Palacio, Durango.

Para octubre y noviembre se estima liberar los precios en Baja California Sur, el resto de Durango, Sinaloa, y la zona centro y centro-occidente, que incluye la CDMX y el Estado de México. El 30 de diciembre, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Para evitar abusos, la CRE aseguró que administrará un sistema de información para el monitoreo de precios al público, y la Profeco reforzará sus acciones de verificación en gasolineras.