Jueves 28.01.2021 - 02:29

Ajusta industria inmobiliaria su mercado de vivienda

Ajusta industria inmobiliaria su mercado de vivienda
Por:

Pese a las contracciones en la colocación de vivienda y la desaceleración en el ritmo de crecimiento del sector inmobiliario en general en México, el mercado tiene fortaleza para revertir las caídas de la industria, coinciden diferentes especialistas en la materia.

Para entender el mercado es necesario dividirlo. Por un lado, entender que, en el sector de la vivienda, la de menos de 700 mil pesos ha registrado caídas considerables debido a la eliminación de los subsidios que otorgaba la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) para el segmento de interés social, lo cual fue un golpe para el sector; no obstante, las contracciones en este segmento han existido desde hace más de 12 años.

En entrevista con La Razón, Eugene Towle, socio director de Softec, explicó que dado el giro que dio la industria con la eliminación de los apoyos para adquirir este tipo de casas, difícilmente se continuarán haciendo viviendas con estas características.

“En los últimos 12 años, desde 2007, hemos registrado una contracción sistemática del mercado de vivienda de interés social. Este mercado más o menos se había mantenido por los subsidios de la Conavi, pero con su eliminación que estamos observando, termina ese proceso y muy probablemente ya no van a fabricar de ese tipo de viviendas”, refirió.

De acuerdo con Pablo Vásquez, presidente Nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), al cierre de mayo en el país se había construido un total de mil 740 viviendas de clase económica, de las cuales sólo se han colocado 224 unidades, representando así 12.84 por ciento en la comercialización de inmuebles de esta clase.

Por otra parte, Realty World, en su “Monitor Inmobiliario” de abril, indicó que las ventas de unidades económicas presentaron descensos importantes, pues en un comparativo de los años 2018 y 2019 entre enero y febrero las ventas registradas eran de 14 mil y mil 552, respectivamente, con la cual se tiene una caída de 88.8 por ciento.

En el segmento de departamentos, mencionó, lo que se observa es que hubo una sobredemanda por parte de inversionistas; principalmente para apartamentos pequeños de lujo, para vender, rentar o invertir; en tanto que la demanda de los consumidores finales, estaba centrada en departamentos más grandes, también del sector residencial.

Ante esto, sostuvo que ahora será necesario que se termine el inventario actual, para comenzar a construir más viviendas de este tipo.

CEDE INCERTIDUMBRE. Después de la firma del Acuerdo Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), asunto que durante su negociación causó una baja considerable en la actividad de inversiones de capital durante los primeros 8 meses de 2018, así como las elecciones presidenciales, en este año se espera que haya un repunte en la actividad, especialmente en portafolios industriales y de retail, así como transacciones de hotelería.

La Consultoría CBRE destacó que el segmento de los centros de distribución iniciaron su expansión gracias al impulso del consumo interno y del e-commerce; aunado a los portafolios de centros comerciales, los cuales atraen el interés de los inversionistas, especialmente de aquellos que tienen propiedades bien ubicadas en ciudades con densidad poblacional y empleo creciente.

De la misma manera, los números récord que ha registrado el turismo en los últimos tres años han incentivado la expansión de hoteleros, principalmente en ciudades y resorts en Riviera Maya y Riviera Nayarit.

Por otra parte, la Ciudad de México concentra 87 por ciento del espacio de oficinas AAA en el país y ha generado 88 por ciento de la demanda de espacios de oficinas en los últimos cinco años; en 2018 logró un récord histórico de casi 590 mil m2 comercializados.

En espacios, la demanda podría crecer entre 22 y 24 por ciento, impulsado por el consumo interno que se espera crezca de 3.0 por ciento en el país, así como la demanda de exportaciones que podría registrar niveles de entre 10 y 12 por ciento en el segmento de manufacturas con la aprobación del T-MEC.