Impuestos eclipsan alza salarial, advierten

Impuestos eclipsan alza salarial, advierten
Por:

Aunque este año entró en vigor el alza al salario mínimo que decretó el Gobierno federal, los pequeños comerciantes no observan que se tenga un beneficio con ello, pues el alza en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicio (IEPS) a bebidas saborizadas, cigarros y gasolina inhibirá su efecto positivo en los trabajadores.

El presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), Cuauhtémoc Rivera, indicó que es de celebrarse el aumento a los salarios de 20 por ciento, el más importante en casi 40 años; sin embargo, sus efectos tendrán un bajo efecto en el consumo debido a la actualización del IEPS en productos de primera necesidad, que tenderán a elevar precios.

Te puede interesar: Gasolinas, cigarros y refrescos suben de precio por IEPS

“A lo largo de 2019 tuvimos un incremento del salario mínimo que todos celebramos, pero la carestía en la que vivimos lo diluyó y resultó insuficiente, tanto, que en el monitoreo de precios a la canasta básica que realizamos mensualmente, vimos un aumento sostenido de precios en productos como el tomate, cebolla y jitomate, que duplicaron su precio a lo largo del año. De manera que el aumento de poco más de 16 por ciento otorgado en enero del año pasado nada más sirvió para el arranque, por lo que prevemos un escenario similar en este 2020”, aseguró Cuauhtémoc Rivera, presidente de Anpec.

El Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseveró que en 30 años la población mexicana ha perdido hasta 80 por ciento su poder de compra, el cual se refleja en su salario mínimo al intentar abastecer su canasta básica.

Dado lo anterior, el organismo mencionó que en 1987, un ciudadano debía trabajar 4.9 horas para comprar la canasta básica; mientras que de 2017 a la fecha un trabajador debe destinar 24 horas para comprar los productos.

Cuauhtémoc Rivera argumentó que además de la situación económica de los trabajadores, éstos tienen que enfrentar factores fiscales que lo encarecerán aún más, como el IEPS, pues desde antes de terminar diciembre, las cadenas de proveeduría informaron al pequeño comercio de las actualizaciones en los precios.

“El primero en elevar sus productos fue Bimbo, que aumentó dos pesos su línea de pan de caja en todas sus versiones. Mientras que marcas como Gamesa, Modelo, Sabritas, Barcel, Nestlé, Lala, Alpura, Marinela y Tía Rosa anunciaron que sus productos tendrían ajustes a partir del 02 de enero de 2020”, afirmó Rivera.

Ante ello aseguró que el inicio de año tiene un panorama ríspido para México, pues la microeconomía se presenta con un alto nivel de dificultad en el que se tendrán que seguir sorteando las constantes alzas a los productos de mayor demanda de la canasta básica por incrementos fiscales a hidrocarburos, lo que encarece el transporte de mercancías, así como el transporte público, tal y como sucedió en el Estado de México, donde el pasaje incrementó 20 por ciento. “Esto vislumbra no sólo una cuesta de enero, sino que los mexicanos llevaremos el 2020 a cuestas”.

El dato: En 1987, un ciudadano debía laborar 4.9 horas para adquirir la canasta básica. De 2017 a 2019, una familia debe destinar jornadas de 24 horas para comprar las mismas mercancías.

Finalmente, Rivera dijo que mientras no haya crecimiento, no se podrá fortalecer el mercado interno y los trabajadores no comprarán, lo que se traduce en presiones para los pequeños comerciantes.

lps