AMIA: Regla de origen fue renegociada, no impuesta

Tras 12 años al frente de la AMIA, Eduardo Solís dejará el cargo
Por:

La regla de origen que se aprobó en el marco de la renegociación del acuerdo comercial Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), si bien no fue un movimiento que quería realizar la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), el haber obtenido una regla de origen no “tan estricta”, fue resultado de una negociación y no de una imposición, aseguró el presidente del organismo, Eduardo Solís.

[caption id="attachment_808409" align="alignright" width="212"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

Al dar a conocer el acuerdo entre el Inegi y la AMIA para la publicación de resultados de ventas, producción y exportación de autos, el directivo señaló que si bien la regla de origen aceptada, significa un reto de mayor integración para la industria automotriz, el haberlo negociado como quedó, permitirá que el sector siga siendo competitivo, toda vez que no se volvió tan estricta como pedía el presidente estadounidense, Donald Trump, de elevarla de 62.5 a 85 por ciento.

“Me parece que es el resultado de una compleja negociación, hoy podemos decir que hay una industria que ve hacia el futuro, como un reto de mayor integración, pero un reto con el que podemos salvar momentos importantísimos para nosotros de competitividad”, aseguró el presidente de la Asociación.

Añadió que cada empresa de la industria asumirá, de diferente manera, los retos que genere esta nueva imposición, por lo que no podría asegurar, si al término del tiempo establecido para cumplir con ella, todos los actores del sector habrían logrado alcanzarla.

En cuanto al tema salarial, especificó que aun cuando se especifica que dentro de la regla de origen el 40 por ciento de las partes de los automóviles deberá realizarse en zonas que paguen más de 16 dólares la hora, eso no obliga a las empresas mexicanas a incrementar el salario a esos niveles.

“Sólo fue hacer la referencia a algo que ya está sucediendo, es absolutamente un error decir que México va a tener que subir sus salarios. En el acuerdo no se establece ningún esquema que hable del tema de los salarios, sólo se dice partes y componentes que provengan de países que paguen más de 16 dólares la hora”.

Tanto los empresarios como el equipo negociador del TLCAN, afirmaron que alrededor del 70 por ciento de las exportaciones de automóviles ligeros, podrán alcanzar esa regla de origen, lo cual es positivo, para que la industria continúe en expansión.

Asimismo, detalló que según el acuerdo que se alcanzó, será el 1 de enero de 2020 la fecha tentativa en la que entrará en vigor el acuerdo comercial; en este sentido, explicó que, de acuerdo con los tiempos establecidos, entrará en vigor después de que los congresos de los países aprueben el tratado que podría ser en cualquier momento del próximo año, o “lo que ocurra más tarde”.

Después de la fecha mencionada, la industria mexicana tendrá tres años para integrar 75 por ciento de componentes de los autos hechos en la región; sin embargo, contará con un margen de dos años adicionales, para aquellas industrias que aún no hayan alcanzado la regla estipulada.

[caption id="attachment_808410" align="alignnone" width="732"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

INEGI TOMA LAS RIENDAS DE INFORMACIÓN AUTOMOTRIZ. Después de varios meses, en los que algunas armadoras del sector automotriz, como Nissan, dejaron de reportar información a la AMIA, este miércoles se dio a conocer el acuerdo en el que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicará a partir de este mes las cifras de la evolución de la industria.

El presidente del organismo estadístico, Julio Santaella, especificó que esta colaboración público-privada permitirá dar continuidad y certeza a la publicación de información y datos de la industria automotriz en México.

“Es un ejemplo singular de colaboración entre el Inegi y el sector privado de las 21 empresas afiliadas la AMIA. Lo cual va a permitir mantener el carácter público de la información mensual, que hasta la fecha había sido difundido por la AMIA”, expresó el presidente.

Asimismo, afirmaron que la producción de automóviles, camiones y autopartes aportó 20 por ciento al total del Producto Interno Bruto (PIB) de las industrias manufactureras; en tanto que el valor de la producción automotriz asciende a 760 mil 356 millones de pesos.

Este miércoles, el Inegi presentó su primer reporte sobre las ventas de vehículos ligeros durante septiembre, cifra que ascendió a 114 mil 653 unidades, lo que significó una reducción de 1.5 por ciento inferior a las comercializadas en el mismo mes del año pasado.

En el acumulado enero a septiembre de este año, se registraron un millón 28 mil 379 vehículos ligeros vendidos, una caída de 7.1 por ciento, en relación al acumulado en el mismo periodo del año previo.

El Dato: El sector automotriz confía que 70 por ciento de exportaciones de autos ligeros cubrirán la regla de origen “sin problemas”.