Antes de pedir un crédito…

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Por ello, es importante  que antes de presentar una  solicitud de financiamiento te prepares para aumentar las probabilidades de obtener uno adecuado a tus necesidades. Algunos sencillos elementos pueden ayudarte a estar mejor preparado para obtener el financiamiento que requieres:

1. Calcula con claridad cuánto puedes pagar. Antes de pedir un crédito el primer paso es medir con precisión la  parte de tu ingreso mensual que puedes permitirte dedicar  al pago de tus adeudos. En general se recomienda destinar un máximo de 30% de tus ingresos mensuales al pago de créditos. Por ejemplo, si al mes obtienes en promedio un ingreso de 10 mil pesos, lo más saludable para tus finanzas es que entre tus créditos actuales y el nuevo financiamiento que solicites no requieran un pago mayor a 3 mil pesos al mes. Cuando este límite es rebasado aumenta de forma importante el riesgo de que caer en desequilibrios.

2. Compara opciones. Antes de solicitar un crédito en concreto a una empresa comercial o financiera revisa las opciones disponibles en el mercado para evaluar cuál de ellas se ajusta mejor a tus necesidades y a tu capacidad de pago. Las principales características que debes tomar en cuenta al analizar las diferentes opciones de crédito son el plazo, la tasa de interés y las comisiones.

Estos elementos establecen el precio de los recursos que entregan los otorgantes de financiamiento. Por ello trata de encontrar la opción que te permita mantener un equilibrio entre sus beneficios, costos y tus posibilidades de pago.

3. Conforma un historial crediticio sano: Consulta tu Reporte de Crédito Especial (RCE) para conocer cómo se encuentra actualmente tu situación crediticia. Al consultarlo fíjate en los siguientes puntos:

•Revisa si hay saldos pendientes o retrasos de pago. Si encuentras una cantidad no cubierta, enfoca tus esfuerzos en ponerte al corriente, pues tu historial mostrará que tus pagos están nuevamente en orden, lo cual te ayudará a presentar una mejor imagen ante los otorgantes de crédito.

•Checa la cantidad de deuda que has acumulado. Si manejas varios créditos al mismo tiempo es probable que una parte alta de tus ingresos esté dedicada a cubrir los pagos, lo cual reduce el margen que te queda para enfrentar emergencias o pagar un nuevo crédito.

Por ello, es importante reducir el porcentaje que tienes ocupado en las líneas de crédito de tus tarjetas.

Busca que no rebase el 50 por ciento.

Revisa gratis una vez cada 12 meses tu RCE en la página www.burodecredito.com.mx.

En ella podrás también consultar gratis Tu Asesor, un servicio que te ofrece calculadoras que facilitan la comparación de nuevas ofertas de crédito, pues te permiten visualizar claramente el tiempo que tardarías en pagar y el total de intereses que pagarías, y te ayudan a calcular el endeudamiento adicional que puedes manejar, así como la parte de tus ingresos que puedes dedicar al pago de tus adeudos.

Estos elementos te ayudarán a estar mejor preparado para solicitar un nuevo financiamiento.