Bajar ISR y aumentar IVA, recomiendan contadores

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMPC) consideró que el gobierno federal tiene margen para flexibilizar la actual reforma fiscal, principalmente bajar las tasas de impuesto sobre la renta (ISR) y aumentar la recaudación con los llamados impuestos indirectos, como el IVA.

El presidente de los contadores, Leobardo Brizuela, advirtió que se requiere activar la economía, en medio de la llamada “tormenta perfecta”, con un entorno complejo internacional.

“La política fiscal no puede quedarse en la misma dirección, porque si ya se tiene una restricción en política monetaria, no se puede seguir el mismo rumbo en lo fiscal, no implica solo recorte al gasto sino incentivar las inversiones”, dijo el presidente de la comisión de análisis económico, Ernesto O’Farril.

En ese sentido, el instituto, pronunció a favor de que vuelvan los incentivos fiscales, como timbres fiscales que permiten la declaración bajo anonimato y así incentivar la repatriación de capital, además de regresar la deducción inmediata de activo fijo, y reducir la limitación a deducciones por trabajador.

En el marco de la entrega del paquete económico para 2016, Brizuela consideró necesario no sólo hacer una revisión, que haya modificaciones en el ISR, el cual se incrementó la base de un 30 a 35 por ciento, con la reforma fiscal; mientras que el impuesto especial sobre productos y servicios (IEPS), aunque aportó recaudación debe ser analizado, toda vez que ha inhibido algunas inversiones.

“La situación es clara, se ve un deterioro económico y obviamente necesitamos activarlo, una forma es a través de los impuestos. Hemos platicado con algunas agrupaciones y efectivamente lo que se está viendo en el futuro es impulsar estímulos. Son temas que ya están sobre la mesa con autoridades”, precisó.

Asimismo, el representante del IMPC se pronunció por cambiar el Pacto de Certidumbre Tributaria, en el cual se especifica que sería aplicable siempre que la economía reportara una tendencia estable, pero “hoy por hoy podemos decir que no tenemos una economía estable para poder señalar que no podemos modificar los impuestos”, sostuvo.

Por otro lado, al detallar el impacto que la depreciación del peso frente al dólar, los contadores recordaron que hay beneficios si una persona tiene cuentas por cobrar y depósitos en dólares, pero implicaciones negativas, cuando tiene obligaciones pendientes por cumplir en moneda extranjera.

Advirtieron que para el caso de personas físicas, el régimen que aplica sobre todo a los depósitos en el extranjero, es complejo y requiere de conocimientos amplios para su correcta aplicación.