Lunes 13.07.2020 - 05:23

Banxico ahora preve minimo crecimiento de 1.7% en 2015

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente Con información de cada uno de los institutos

Debido al bajo ritmo de la actividad económica en el primer semestre del año, así como factores externos mundiales, la junta de gobierno del Banco de México (Banxico) redujo su pronóstico de crecimiento para este año, de un rango entre 2 y 3 por ciento, a uno nuevo de entre 1.7 a 2.5 por ciento.

Si se considera el primer porcentaje, de 1.7, es la perspectiva más baja que hay para el Producto Interno Bruto (PIB) nacional; alejada de las expectativas del gobierno federal, de un rango de entre 2.2 a 3.2 por ciento, de organismos monetarios como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, y de los principales analistas financieros.

Durante la presentación del Informe Trimestral de Inflación, el gobernador del Banxico, Agustín Carstens, detalló que esta previsión se basa, por un lado, en que el ritmo de crecimiento de la actividad económica fue menor a lo esperado, reflejo de un débil desempeño de la actividad industrial; mientras que hacia adelante se prevé que la dinámica mejore en la segunda parte del año, pero a un menor ritmo.

El banquero central advirtió que prevalecen riesgos para la economía, principalmente que las exportaciones manufactureras sigan registrando un bajo dinamismo si el sector industrial en Estados Unidos mantiene un débil de-sempeño; un deterioro en las perspectivas de los inversionistas ante la falta de resultados favorables en la Reforma Energética y/o ante un debilitamiento adicional en la percepción sobre el Estado de derecho.

Se agrega un retraso en la recuperación de la plataforma de producción petrolera en México y las afectaciones en el dinamismo del sector industrial en el país; así como un incremento adicional en la volatilidad en los mercados financieros internacionales.

Agustín Carstens hizo hincapié en que la debilidad del entorno mundial tampoco ha sido favorable para las perspectivas nacionales en esta ocasión, a diferencia de la conferencia pasada, donde los bajos precios del crudo, que actualmente se ubican cerca de los 40 dólares por barril, eran el principal elemento de presión en la economía.

Para 2016, el Banco de México no cambió su previsión, pues estima que el incremento del Producto Interno Bruto se ubique entre 2.5 y 3.5 por ciento, mismo intervalo que en el informe previo.

La baja en la perspectiva del PIB para este año, también llevó a modificar las previsiones para la generación de empleos, con lo cual, se estima que el número de plazas nuevas, registradas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sea de 560 a 660 mil, por debajo de las 580 y 680 mil que se estimaron en el pronóstico anterior.

Finalmente, el banquero central recomendó realizar esfuerzos adicionales en seguridad pública, fortalecer las finanzas del país y disminuir la deuda nacional como proporción del PIB.

China impacta a exportaciones nacionales

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens, advirtió que la devaluación de la moneda china, el yuan renminbi, inyectará mayor inestabilidad en el tipo de cambio; pero principalmente prevé para México un impacto “limitado” por el lado de las exportaciones, en el mediano plazo.

El banquero central sostuvo que la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, junto con la situación económica en Grecia, los problemas en los mercados financieros en China y la disminución en los precios de las materias primas, en particular del petróleo, son los elementos que han depreciado la moneda mexicana ante el dólar.

Sin embargo, aseguró que hasta el momento no se observa un traslado a los precios en general, únicamente en los bienes durables.

Carstens reiteró que en caso de que se perciba una desestabilización en perspectivas de inflación o presiones futuras, el Banxico ajustaría su política monetaria, en dirección a aumentar las tasas de interés, que actualmente se encuentran en un tres por ciento.