Banxico preve un terreno fragil en la economia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente INEGI y Banco

de México

Por segunda ocasión en el año, la junta de gobierno del Banco de México (Banxico) redujo su perspectiva de crecimiento del PIB para 2015, al pasar de un rango de 2.5 a 3.5 por ciento, a otro del dos al tres por ciento, debido a la caída en los precios y la producción del petróleo, a que el crecimiento económico en Estados Unidos ha sido menor que lo anticipado y a que el gasto interno todavía no muestra señales claras de mejoría en su desempeño.

Durante la presentación del Informe Trimestral de Inflación, el gobernador del banco central, Agustín Carstens, mencionó que esta caída “difícilmente se podrá reponer en el corto plazo”. Por lo que también modificó su previsión para el crecimiento de la economía en 2016, de un 2.9 a 3.9 por ciento a un nuevo rango de 2.5 a 3.5 por ciento.

Lo anterior, implicará menor creación de empleos para éste y el siguiente año, pues se prevé se mantengan los niveles negativos en la economía. En consecuencia, el Banxico calculó a la baja las previsiones para la expansión del número de puestos de trabajo afiliados al IMSS.

Para 2015 se prevé un aumento de entre 580 y 680 mil nuevos empleos, en comparación con la expectativa de un aumento entre 600 y 700 mil en el Informe anterior. Para el 2016 se modifica el intervalo de 620 a 720 mil puestos de trabajo a uno de entre 600 a 700 mil plazas laborales.

Carstens advirtió que el escenario de crecimiento para el PIB está sujeto a diversos riesgos, entre los que se encuentran un debilitamiento adicional en la actividad económica de Estados Unidos; nuevos episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales, una disminución adicional en la plataforma de producción de petróleo que afecte las cuentas externas y las finanzas públicas.

Además, consideró que la debilidad en los indicadores de confianza de los consumidores y de los empresarios, entre otros motivos por las condiciones de seguridad pública, limite la recuperación del gasto en el país.

El banquero central nuevamente recomendó acelerar la correcta y oportuna implementación de la reforma energética, así como reducir la deuda pública con respecto al PIB. Lo anterior con el fin de contribuir a elevar el crecimiento económico sostenido del país, a mantener un entorno de inflación baja y, “como propósito de todo lo anterior, a procurar un mayor bienestar para la población”, concluyó

Aumenta uso de efectivo, bajan créditos

El Banxico mantuvo el pronóstico para la inflación anual sin modificaciones, respecto al presentado en el informe anterior. Así, para 2015, prevé que la inflación general anual se mantenga cerca de 3 por ciento en los siguientes meses y que en el segundo semestre se ubique ligeramente por debajo de ese nivel.

No obstante, una mayor depreciación del peso ante el dólar podría poner en riesgo este indicador económico, principalmente por la volatilidad que prevalece por las decisiones de política monetaria en Estados Unidos.

En otro tema, el instituto dio a conocer que las medidas fiscales y la regulación con los medios de pago en 2014 llevaron a las personas a incrementar el uso de efectivo. Pues se observó un aumento en los retiros en cajeros, una reducción en pagos con tarjetas de crédito e incremento en la demanda de efectivo en la zona fronteriza.