• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Recorte, Deuda, BofA, Bank Of America, Deuda soberana, PIB, Crecimiento económico, Economía, Bank of America Securities, Carlos Capistrán, México
Foto: Especial.

Debido a la baja inversión que ha reportado México en los últimos años, en especial en 2019, una de las tres calificadoras de riesgo (Moody’s, S&P o Fitch) podría bajar la calificación soberana del país, este 2020, alertó Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá de Bank Of America Securities.

El economista indicó que la tendencia apunta a que alguna calificadora baje el soberano del país; pero de ser Moody’s, ésta también reduciría el grado de inversión para las empresas productivas del Estado.

“Lo que vemos es que algunas calificadoras tienen a México en perspectiva negativa; entonces nosotros creemos que es muy probable que alguna baje a México un nivel este año. Ello está ligado a la falta de crecimiento y perspectivas fiscales, pues la recaudación no va bien, eso les pone presión a las finanzas públicas, además de una falta de inversión”, aseveró Carlos Capistrán.

Contenido relacionado: Moody’s prevé menos obras por los recortes

Respecto a ello comentó que utilizar el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) para reducir el efecto de la baja recaudación por los Impuestos al Valor Agregado (IVA) y Sobre la Renta (ISR) terminarán por vulnerar aún más las finanzas públicas, pues paulatinamente, en algún punto, estos recursos se van a terminar.

“Es probable que lleguen a la meta de un superávit de 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019, pero fue a costa de disminuir algunos gastos. Ello pone en riesgo la calificación a largo plazo e incluso, las finanzas”, indicó.

Pese a este panorama, el economista en jefe de Bank of America Securities confió en que se dé un repunte en la actividad económica, pues aseguró que los primeros datos del cuarto trimestre del año pasado indican que la actividad economica terminará por debajo de cero por ciento; es decir, un resultado negativo. “Esperamos una aceleración del crecimiento, pero muy poco; nuestro pronóstico para este año es de 0.9 por ciento. La buena noticia es una aceleración, pero tampoco es muy vigorosa”, apuntó Capistrán, quien añadió que el balance de riesgos va a la baja, por lo que es más probable crecer por debajo de su estimado que superarlo.

“México creció poco debido a la incertidumbre externa por el T-MEC, pero también influyó la actividad doméstica, una política fiscal apretada y una política monetaria ajustada. Es posible que estos elementos se mantengan en buena medida”, señaló el experto de BofA Securities.

Asimismo, detalló que a nivel internacional, la incertidumbre se ha moderado por la pronta ratificación del T-MEC (que puede operar a partir de este año o inicios de 2021); sin embargo, este año se tiene el proceso de elección en Estados Unidos; en noviembre; “entonces este año habrá incertidumbre externa por este hecho”, aseveró.

En tanto, previó que la baja actividad doméstica continúe, ya que al interior la incertidumbre no se ha disipado por completo, sobretodo en sectores como energía. “De repente se dan señales que se abren las subastas, pero luego ya no. Para invertir es difícil, porque no saben cuándo sí o no”, expresó.

Señaló que las cifras de inversión a octubre señalan que ésta cayó 8.7 por ciento, “lo que da a conocer cómo vienen las cosas hoy y hacia adelante; si no hay inversión es difícil crecer”, aseguró.

Finalmente, Carlos Capistrán puntualizó que es una buena noticia que la inflación cerrará el año en 2.8 por ciento; pero previó que 2020 cierre en cerca de 4.0 por ciento, incluso en enero se ubique en 3.1 por ciento y vaya creciendo gradualmente. “Con ello, el Banco de México puede recortar su tasa de interés, pero la dejará en 7.0 por ciento”, concluyó.

JVR