Cajas de ahorro, otra opcion

Cajas de ahorro, otra opción
Por:

Por Claudia Castro Reyna

Si eres de los que no confían en las instituciones bancarias y prefiere meter sus ahorros bajo el colchón, considera otra opción para depositar tus “guardaditos” y que sin duda, te dará rendimientos.

¿Alguna vez has escuchado hablar de las cajas de ahorro en México? Aquí aún es común ver que las empresas cuentan con alguno de estos instrumentos para promover la cultura financiera entre sus empleados. De este modo, los trabajadores logran ahorrar un determinado monto que al final del año recibirán con todo y sus rendimientos, pero no sólo eso, además sirve para que a lo largo de los 12 meses quienes participen en ella puedan recurrir en caso de necesitar algún préstamo.

Pero en general, las cajas de ahorro son intermediarios financieros que adquieren la figura de cooperativa. Se trata de iniciativas de una comunidad que se organiza, dado que no tiene otra forma de obtener servicios financieros e incluso de este mismo grupo de personas es de donde surgen los directivos de esas cooperativas.

La principal diferencia con la banca comercial, es que las cajas de ahorro están mucho más enfocadas a temas sociales y el servicio que se ofrece es mucho más cálido y personalizado.

A pesar de ello, el sector popular no es el más involucrado en este tipo de entidades, pues tiene presencia rural y urbana.

Ahorros seguros. Y aunque es sencillo participar en ellas, no creas que por ello no hay alguna legislación que las regule y te ayude a proteger tus intereses.

La Ley de Ahorro y Crédito Popular, destaca que existen básicamente tres regímenes bajo los cuales las cajas de ahorro deben operar para que tampoco te sorprendan con alguna entidad “patito”.

En primer lugar están las cajas pequeñas, con un límite de socios y activos que sólo deben registrarse ante las doce federaciones autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y no cuentan con un fondo de protección para los ahorros.

También existen las cajas en el régimen de prórroga condicionada que, con apoyo de la Federación, tienen un plan de trabajo que les ayuda para cumplir con todos los requisitos que requiera la Ley para que pueda ser autorizada.

Por último están las entidades autorizadas, que son sociedades que ya han pasado todos los filtros, y que, tanto a nivel del Comité de Supervisión como dentro de la misma CNBV ya se han recibido los expedientes de las cajas.

Con base en esto, dichas entidades pueden adquirir dos figuras: las de cooperativas que para cumplir con la ley deben operar como Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, y por otro lado, las sociedades anónimas denominadas Sociedades Financieros Populares conformadas por un grupo de inversionistas.

Proteje tu ahorro

• Conozca las bases que regulan la caja de ahorro

• Infórmese de los requisitos para obtener un préstamo

• Pregunte a las personas responsables de la caja, dónde y cómo invierten

el dinero

• Acuda a las Asambleas Generales de la caja de ahorro para mantenerse

informado

• Manténgase al pendiente de los intereses que pagan en sus cajas de ahorro, éstos deberán ser similares a los que se pagan en otras.

• Verifique que todos los socios participen en la toma de decisiones

• Cerciórese de que la sociedad informe periódicamente a los miembros acerca de la situación financiera

Obligaciones de la Caja

• Cumplir con lo establecido en sus bases.

• Otorgar préstamos exclusivamente a sus socios.

• Recabar el ahorro de sus socios.

• Invertir el dinero recabado en instrumentos seguros con el mayor

rendimiento.

• Tener a disposición de los socios sus inversiones de acuerdo con lo establecido en las bases.

• Rendir cuentas a los socios de los resultados económicos, financieros y sociales.

Tus obligaciones

 Pagar tu aportación inicial o parte social conforme a lo establecido en tu caja de ahorro

 Cumplir puntualmente con tus aportaciones

 Estar al tanto de todas las operaciones que realiza la caja de ahorro

fdm