Calificación del país en riesgo por elección en EU, adeudos...

Calificación del país en riesgo por elección en EU, adeudos...
Por:

Entre los principales riesgos que existen para que Moody’s cambie la calificación crediticia de México está el reto de la consolidación fiscal, un mayor incremento de la deuda pública y las próximas elecciones de Estados Unidos, que podrían afectar al país por su estrecha relación comercial, advirtieron analistas de la calificadora.

El vicepresidente senior de riesgo soberano de Moody’s Investors Service, Jaime Reusche, comentó que la situación financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex) seguirá presionando la deuda del Gobierno federal y podría limitar aún más el espacio de maniobra fiscal del país, debido a que la empresa podría necesitar más apoyo financiero el próximo año.

Durante la 17 convención anual de Moody’s, explicó que la calificación crediticia del país, la cual está en ‘A3’ con perspectiva “negativa”, se revisó porque México enfrenta una presión fiscal, derivada del bajo crecimiento y de la caída de la producción e ingresos petroleros.

Además, Reusche expuso que la disminución de su meta de requerimientos financieros del sector privado en 0.5 por ciento, es un paso del gobierno hacia su compromiso de consolidación fiscal.

“La deuda del Gobierno federal podría disminuir a 37 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), pero eso dependerá si absorbe algún pasivo contingente, como fue el apoyo a Pemex”, dijo Reusche.

La analista de crédito para Moody’s México, Nymia Almeida, indicó en conferencia de prensa que el principal desafío para la empresa productiva del Estado es cumplir con sus obligaciones y conservar el capital para continuar invirtiendo.

Incluso, “la petrolera podría aumentar su deuda en 20 mil millones de dólares, recursos que se destinarían a nuevas inversiones, así como al pago de su deuda, por lo que se prevé siga buscando el apoyo de terceros para sortear su difícil situación económica”, comentó.

Ambos coincidieron en que las elecciones de Estados Unidos podrían ser un riesgo para México, por su relación comercial, aunque descartan una afectación grande.

Pemex debe ajustarse

a panorama global

El entorno global y la situación financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex) son difíciles, por lo que la empresa debe ajustarse, cambiar y modernizarse, además de aumentar su eficiencia, indicó su director general, José Antonio González Anaya.

En la 17 Conferencia Anual de Moody’s, el titular de Pemex dijo que ya se ajustó la estructura de costos y de negocios a los nuevos precios del petróleo, y se aprovecha la Reforma Energética para estabilizar la producción y tener una perspectiva positiva; pero debe ajustarse en general, por lo que sus problemas no se resuelven con medidas en materia laboral, sino en aumentar su eficiencia.

Si bien hay un avance en el tema de pensiones, ahora tiene que tomar medidas para mejorar la productividad de sus diferentes plantas, para cumplir con ello su mandato de ser una empresa rentable “y sobre eso vamos a tomar las decisiones”, puntualizó González Anaya.