Estima caída del PIB en 10%

BBVA prevé que Gobierno de México eleve la deuda hasta 59% al cierre de 2020

El banco indicó que este nivel de endeudamiento es resultado de la considerable baja en los ingresos públicos, la caída nominal del PIB y la depreciación del peso

BBVA-Fitch
El economista en jefe de la institución bancaria señaló que la recuperación económica será “lenta y tortuosa”Foto: Especial
Por:

La crisis económica ocasionada por la pandemia de COVID-19 en México provocará que la deuda pública en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) del país ascienda hasta 59 por ciento al finalizar 2020, luego de que el año pasado cerró en 44.7 por ciento, estimó BBVA México.

En videoconferencia de prensa, Carlos Serrano, economista en jefe de la institución bancaria, señaló que este nivel de deuda es resultado de la considerable disminución en los ingresos públicos, la caída nominal del PIB, y la depreciación del peso, que previó termine 2020 en 21.4 pesos por dólar.

En el reporte “Finanzas públicas y deuda pública”, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que en mayo el Impuesto sobre la Renta (ISR) creció 2.2 por ciento respecto a igual mes de 2019, pero disminuyeron los impuestos al Valor Agregado (IVA) 36.5 por ciento, así como el IEPS 25.7 por ciento a tasa anual.

JVR

“Lo que vamos a ver en México es un cierto deterioro de la posición fiscal medido como porcentaje del PIB, que puede ir a niveles de entre 56 a 59 por ciento en el caso de una contracción de hasta 12 por ciento. Creemos que el Gobierno va a utilizar los fondos de emergencia, que es adecuado en estas circunstancias”, señaló.

El economista en jefe de BBVA México detalló que este año la economía mexicana puede caer entre un rango de -9.0 por ciento y -12 por ciento, con un pronóstico puntual de -10 por ciento. Para 2021 la proyección es de 3.7 por ciento.

Puntualizó que la recuperación de la actividad económica será “lenta y tortuosa” en el país, siendo el segundo trimestre el más difícil, con una previsión de -15.1 por ciento del PIB en este periodo, con posibilidades de recuperarse hasta finales de 2021.

“El camino a la recuperación será largo y pedregoso en medio del impacto a largo plazo en el empleo e ingresos familiares”, que se auguró en 1.37 millones de plazas laborales pérdidas al cierre de este año, con proyecciones de una recuperación prepandemia hasta 2024.

Para el tercer trimestre de este año, estimó que la actividad económica crezca 6.2 por ciento a tasa trimestral; de octubre a diciembre, en 1.8 por ciento; para 2021, esperan un alza de entre 0.8 y 4.0 por ciento cada tres meses.

Respecto al consumo y la inversión privada, factores determinantes para el crecimiento económico, este año podrían caer 10.5 y 20.8 por ciento, respectivamente; mientras que el próximo año la previsión es de 3.7 y 3.1 por ciento, cada uno.

"No hay que ver las tasas de crecimiento conforme a lo previo, porque serán cifras muy altas y no por eso ser un progreso; lo que hay que tener presente son los niveles que de cada sector que se tenían previo a la pandemia", señaló Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México.

Por otro lado, manifestó que si se busca evitar una caída del PIB a doble dígito, aún es tiempo de actuar en dos vías: intentar aprobar una reforma fiscal que brinde señal a los mercados que el gasto adicional que se tenga para hacer frente a la pandemia va a poder financiarse con más recaudación.

“Empezamos a entrar en una fase de la pandemia donde quizá ya es sano que desaparezcan algunas empresas, un proceso de destrucción creativa, para que se muevan recursos para sectores de la economía que van a ser más grandes en el mundo post pandemia”, precisó Carlos Serrano. 

Sin embargo, también alertó que una de sus preocupaciones en el mediano plazo es la capacidad productiva debido a choques en la postura del Gobierno actual y mensajes que alejan la inversión.

“Se requiere que el Gobierno envíe señales al mercado de que las reglas del juego no van a cambiar. La inversión privada es necesaria para crecer, como lo ha dicho la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”, concluyó.