Crece despido de directivos

Serena, 150 semanas al hilo como la número 1
Por:

Por Karla Ponce

La pérdida de empleos como consecuencia del impacto ocasionado por la crisis económica en el país no se detiene. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revela que la población desempleada en territorio nacional durante el segundo trimestre del año sumó 2.4 millones de personas, 100 mil más que las registradas de enero a abril. Cifra que de acuerdo con especialistas en la materia se contuvo debido a que el despido de directivos se ha convertido en una estrategia para mantener al personal operativo.

Margarita Chico, country manager en el país de la bolsa de trabajo y ofertas de empleo en internet Trabajando.com, apunta que en el mercado laboral latinoamericano existe una tendencia hacia el despido de directivos para contratar gerencias medias que pueden hacer las mismas funciones a menor costo, lo que les permite conservar al personal operativo.

Especialistas en Recursos Humanos coinciden en que este fenómeno refleja una preferencia a disminuir los costos al interior de la empresa de manera que la planta laboral sea la menos perjudicada dado que al despedir un mando alto se pueden conservar mínimo cinco personas, cantidad que varía de acuerdo al tamaño de empresa así como sueldos estipulados en sus diferentes niveles.

Razón por la que una estrategia a la alza es mantener las fuentes operativas que puedan se solventes con el gasto de un directivo.

Margarita Chico señala que considerando el escenario económico actual, cuando de contratar se trata la demanda apunta en estos tiempos a cargos medios debido a que “representan menor costo para las empresas además de que éstos pueden ser más moldeables al interior de la organización”.

Los expertos en capital humano consideran que con esta táctica las empresas consiguen el desempeño de las funciones del directivo a menor precio, lo que significa un ahorro que contribuye a minimizar los recortes de personal operativo.

Apuntan que las liquidaciones no son problema debido a que pagan a una persona lo que darían a cinco de un nivel más bajo, por lo cual la tendencia se dirige hacia la acción que signifique un menor despido donde los puestos estratégicos no entran en consideración.

Acepan rebajas. Para no ser despedidos, directores de diversas empresas han optado por aceptar la reducción de un porcentaje de su sueldo con el objetivo de conservar la planta laboral.

Este recurso es denominado como reducción de jornadas laborales, un instrumento que permite reducir costos mientras se estabilizan operaciones.

“Los empresarios hacen uso de él como una estrategia para evitar el recorte de sus plantillas de trabajo con el riesgo de enfrentar una demanda laboral debido a que no existe un fundamento legal que defienda su implementación”, explica Iván Almada Puente, socio director del despacho Mancilla y Almada Abogados.

Advierte el compromiso de los empresarios es mantener las fuentes de empleo y restablecer las condiciones laborales de los trabajadores en el menor tiempo posible.

fdm