Sábado 11.07.2020 - 18:44

Crisis alcanza a China, la obliga a bajar tasas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente Banco Mundial

Economistas privados esperan que el banco central de China recorte su tasa de interés en otros 25 puntos básicos este año y que reduzca nuevamente la cantidad de depósitos que los bancos deben mantener como reservas en otros 100 puntos base, para estimular a su economía.

Hay que recordar que el dinamismo del país asiático es uno de los factores que podrían impulsar o detener la economía global durante el 2015, incluidos los países emergentes, como México.

La segunda mayor economía del mundo tiene una meta oficial de crecimiento de un siete por ciento para este 2015, un nivel alto para los estándares globales, pero algunos economistas creen que el país se está expandiendo a un ritmo mucho menor al esperado.

El pesimismo podría profundizarse en esta semana, si la serie de datos económicos que se presenten muestran una fuerte debilidad en el sector manufacturero, en la inversión y en el gasto doméstico.

Además, los precios al productor alcanzaron en julio su menor nivel desde fines del 2009, después de la crisis financiera global y han estado cayendo continuamente durante más de tres años.

La Oficina Nacional de Estadísticas de dicho país, informó que el Índice de Precios al Productor disminuyó 5.4 por ciento en la medición interanual, una caída más profunda que el cinco por ciento estimado por analistas, a su peor nivel desde octubre de 2009 y en su cuadragésimo descenso mensual sucesivo.

Las exportaciones descendieron 8.3 por ciento en el mismo mes, su mayor merma en cuatro meses, debido a que una débil demanda global por productos chinos y una política de fortalecimiento del yuan golpearon a los productores.

Datos comerciales divulgados el sábado, mostraron una baja demanda de Europa y la primera merma de las exportaciones a Estados Unidos, el mayor mercado de China, desde marzo.

Un enfriamiento del mercado inmobiliario, exportaciones irregulares y una baja confianza han desacelerado el crecimiento económico anual, que será el más bajo en un cuarto de siglo, incluso si Pekín alcanza su meta para este año.

Las compañías chinas han despedido a trabajadores por 21 meses consecutivos, mientras recortaron sus precios a mínimos de seis meses para atraer a los consumidores, mostró un sondeo oficial.

“La atención de la política monetaria está definitivamente en la deflación (de los productores) en este momento”, dijo Zhou Hao, economista de Commerzbank AG en Singapur.

Zhou agregó que el banco central de China posiblemente necesitaría recortar nuevamente las tasas de interés, luego de haberlas rebajado en cuatro ocasiones desde noviembre, en su más agresiva flexibilización en casi siete años.

Hay que recordar que en los últimos cinco años, el PIB chino ha disminuido tres puntos porcentuales, en 2010 creció 10.6 por ciento y para este 2015 se espera que sea de siete por ciento anual.