Crudo, Dolar y EU arrastran actividad industrial

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente Inegi

La caída en la producción petrolera, la debilidad de la economía en Estados Unidos y la depreciación del peso frente al dólar, golpearon a los principales sectores industriales en México como la manufactura, construcción y minería, al reportar en marzo retrocesos no vistos desde hace seis meses o más, coincidieron analistas financieros.

De acuerdo con el Inegi, la producción industrial tuvo una caída de 0.02 por ciento en marzo de 2015 con respecto al mes anterior, aunque en su nivel anual tuvo un crecimiento de 1.44 por ciento.

Este desempeño fue calificado por los analistas económicos como un “letargo” para el sector industrial.

Datos revelan que la cifra se debió principalmente a la caída de la minería de 5.4 por ciento a tasa anual, con lo que hila 12 meses de retrocesos; mientras que las manufacturas, si bien crecieron 2.4 por ciento en cifras anualizadas, es su desempeño más débil de los últimos 13 meses.

Mientras que a tasa mensual durante el mes de marzo en comparación con febrero, la minería cayó -1.6 por ciento y las manufacturas -1.0 por ciento.

La construcción anualizada aumentó 4.7 por ciento, pero por debajo del 6.3 por ciento que registró a inicios de año; en tanto, la generación y distribución de de electricidad, gas y agua se mantuvo sin cambios, al tener un crecimiento nulo mensual de 0.0 por ciento y anual de 3.1 por ciento.

Los resultados “confirman la expectativa de un débil primer trimestre del año”, mencionó Juan Carlos Rivas Valdivia, economista de BBVA Bancomer.

“El mal desempeño de la producción industrial de México en marzo está relacionado con la decepcionante evolución de la extracción de petróleo; la lenta recuperación de la construcción, y con la debilidad de la demanda de productos manufacturados mexicanos que provienen de los Estados Unidos”, alertó.

El presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Canacintra), Manuel Herrera Vega, expuso que la apreciación del dólar y su impacto sobre los costos de producción, repercutieron en la industria manufacturera, pues México importa alrededor de 350 mil millones de dólares de bienes de uso intermedio y de capital anualmente.

“A pesar del extraordinario comportamiento del sector automotriz en materia de producción, ventas y exportaciones, no fue suficiente para frenar el debilitamiento de las especialidades de la industria manufacturera”, apuntó.

Para Rivas Valdivia, el efecto del debilitamiento en la economía norteamericana y de los bajos precios del petróleo, evidencian que la dependencia del sector externo y “sin el buen funcionamiento del motor interno pone en serias dudas la fortaleza del crecimiento económico del país”.

La Concamin espera que al cierre de 2015 la actividad industrial reporte un crecimiento de 3.4 por ciento anual, “un dinamismo menor al que podemos y debemos alcanzar; pues la actividad industrial tiene capacidad para acelerar el paso.