De a dieeez, de a dieeez

Tonalá en alerta por derrame de combustible que provocó incendio
Por:

Por Claudia Castro Reyna

Con tan sólo 10 pesos al mes, las personas con menores ingresos pueden acceder a un seguro de vida.

Este innovador mecanismo fue impulsado por la Secretaría de Economía, a través del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim) y tan sólo hasta julio de este año se han colocado 20 mil 510 pólizas en la República Mexicana, siendo Oaxaca y Veracruz los estados con mayor participación.

Entrevistada por La Razón, María del Carmen Díaz Amador, coordinadora del Pronafim, destacó que los microseguros no sólo son instrumentos financieros, sino también de combate a la pobreza.

“Es un mecanismo innovador que ayuda a disminuir la vulnerabilidad de las personas que enfrentan la muerte de un familiar”, explicó.

De hecho, mencionó que su importancia es tal para la población mexicana, que forma parte de los proyectos estratégicos del gobierno federal, por lo que no anticipa que exista algún recorte a este programa como parte de la reducción al gasto público para el 2010.

Durante este año, Pronafim contó con un presupuesto para el lanzamiento de los microseguros de 10 millones de pesos, mismo que ha sido suficiente para financiar a las aseguradoras que han colocado este número de microseguros, así como para cubrir las nueve pólizas que se han tenido que hacer efectivas hasta julio del 2009.

Educación financiera. Con el objetivo de aminorar el impacto en las finanzas familiares por el hecho de que uno de los integrantes pierda la vida, el microseguro es un producto financiero con el que se asegura la vida de las personas con 10 mil pesos para cada miembro de la familia del fallecido, así como para el titular de la póliza.

“Se necesita que las aseguradoras se interesen por dar este tipo de servicios, pero también que la población entienda la cultura de la prevención. Estamos reinventando los seguros para dar un servicio a todos los mexicanos”, dijo la entrevistada.

Por eso, agregó que también se da asesoría en materia de educación financiera a las zonas más vulnerables del país a través de una microfinanciera y una ONG, por lo que a partir de este esfuerzo, se generalizará el tema de los microseguros en el país.

Díaz Amador explicó que la expectativa de este programa es llegar a 50 mil microseguros para finales de este año, lo que será posible gracias a la participación de 12 aseguradoras afiliadas a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS)

Resaltó además, que éste comenzará a ser un negocio muy importante para las aseguradoras del país en la medida en que logre masificarse, ya que este producto no está subsidiado por el gobierno federal.

Las aseguradoras que participan en este programa hasta el momento son Atlas, Argos, Hir, Azteca, Grupo Nacional Provincial, MetLife, ASIR, Zurich, Inbursa, Mapfre, Tokyo y ACE, y se espera que puedan sumarse más.

El tip

Con el objetivo de aminorar el impacto en las finanzas familiares por la muerte de alguno de los integrantes pierda la vida, el microseguro es un producto con el que se asegura con 10 mil pesos para cada miembro de la familia del fallecido, así como para el titular de la póliza.

fdm