Viernes 14.08.2020 - 03:07

Dicen burocratas adios a sus regalos

Dicen burócratas adiós a sus regalos
Por:

Por Aura Hernández

La crisis económica parece no existir cuando se trata de “quedar bien” con los servidores públicos.

Como muestra basta un botón, la Navidad pasada algunos funcionarios recibieron regalos de marcas como Montblanc, Bulgari, Tiffany & Co., Chanel, Emporio Armani, Nivada y Samsung, entre otras.

Esta forma de soborno pasivo es común desde hace muchos años en el país, por lo que la ley tuvo que poner un freno. Actualmente, se establece que los servidores públicos no pueden recibir regalos de cualquier persona que implique conflictos de interés, ni cuyo valor supere el equivalente a 10 veces el salario mínimo general vigente en el Distrito Federal.

Ante esto, algunos funcionarios públicos, acatando la ley, turnan a los Órganos de Control Interno de sus respectivas dependencias o entidades los objetos que les fueron entregados por las festividades de diciembre.

Aunque tal vez, también tenga que ver en esta actitud tan honrada, el hecho de que algunas veces la Secretaría de la Función Pública (SFP) ante sospecha o denuncia o de manera aleatoria implementa el programa “Usuario simulado”, es decir, envía regalos anzuelos o realiza visitas inesperadas a los servidores.

Un caso reciente es el de Manuel Reynaud, quien fuera subdirector de Procesos de Negocios e Infraestructura Tecnológica de la Dirección Corporativa de Petróleos Mexicanos denunciado por haber aceptado un viaje con todo pagado al Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco como pago por la adjudicación directa de contratos con la empresa Sistemas, Aplicaciones y Productos.

Como este, existen muchos casos pero hay que reconocer que año con año son más los servidores públicos que voluntariamente entregan los regalos, de hecho, tienen siete días hábiles luego de recibirlos para avisar a su Órgano de Control Interno con fecha, remitente y costo aproximado del bien o servicio, y después de tres días hábiles se le comunica si puede conservarlo o si será entregado a la Secretaría de la Función Pública para ofertarlo.

Lo que dejó la Navidad. La Secretaría de la Función Pública informó la recepción de poco más de mil bienes obsequiados a los funcionarios públicos durante el pasado diciembre, los cuales ha puesto a disposición del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

Dicha institución es la encargada de ofertar los bienes a través de un esquema de subastas electrónicas en su portal de Internet www.saecomercial.com.mx hasta el 19 de agosto.

Entre los artículos más costosos se encuentran una pluma MontBlanc edición limitada Francois I con depósito semiprecioso de Ojo de Tigre y Marfil, así como un bolígrafo en plata Ley .925 de la marca Tiffany & Co., y un reloj Omega con incrustaciones de zirconia.

Montblanc, la preferida

De hecho, pareciera que los artículos de Montblanc son los favoritos para regalar a los servidores públicos ya que en el conjunto a subastar hay al menos tres plumas de esta marca, una cartera de piel, un collar de plata e incluso un portatarjetas.

•Además de estos artículos también se están subastando botellas de vino de mesa, licores y abarrotes finos, corbatas, relojes y artículos electrónicos, como iPods y agendas.

•Debido a que se trata de tantos artículos el SAE los separó en diversos paquetes, por lo que resaltan el de vinos, el cual contiene marcas como Donelli Lambrusco Reggiano, Freixenet y Protos Crianza; así como el de licores con botellas de Amaretto Disaronno, Champagne de diversas marcas, oporto y sake; y el conjunto de productos diversos en donde resaltan las plumas, corbatas, relojes y alhajas.

•El importe mínimo para cada conjunto es de 56 mil 328, 164 mil 582 y 154 mil 352 pesos, respectivamente.

fdm