Digitalización, paso esencial para las PyMEs

La implementación de nuevas tecnologías da grandes oportunidades a mercados difíciles de alcanzar; deben estar acompañadas de la logística para su éxito

Pymes
La contribución de las PyMEs a la generación de empleos en México las vuelve el motor de crecimientoFoto: Cuartoscuro
Por:

La contribución de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) a la generación de empleos en México las vuelve el motor de crecimiento más importante del país; sin embargo, enfrentan diversos desafíos entre los que destacan la digitalización, un factor que por sí solo puede alargar la vida de las empresas.

Un análisis de Deloitte señala que uno de los factores que permitiría a las PyMEs alargar su rango de vida e incrementar su rentabilidad es a través de la tecnología y la digitalización, ya que a medida que la empresa tenga más tecnología, sus costos bajarán, mejorarán su eficiencia y productividad.

En suma, las Pequeñas y Medianas Empresas optimizarán sus sistemas de logística, ya sea en el control de inventarios o en las rutas de transporte, por mencionar algunos.

“Los beneficios que las soluciones tecnológicas aportan a las pequeñas y medianas empresas son muchos; sin embargo, es muy bajo el porcentaje de este tipo de empresas que deciden adoptarlas”, señala el documento.

Gráfico

En el contexto actual, en donde la pandemia de Covid-19 aceleró los procesos sobre todo en transformación digital, expertos de Facebook consideran que fue la mejor manera de hacerlo, ya que este proceso tardaba al menos dos años.

Para hacerlo, sin duda hay otros factores clave para las empresas, como nuevos canales de pago, ventas sin contacto físico y, por ende, entregas a domicilio, una logística más apta para las firmas que permitan mayor movilidad a menos costos y para ello la digitalización toma un papel importante.

Marion Benítez, directora de la plataforma de crowdfunding Cumplo México, señala que es fundamental que las PyMEs mantengan una cultura de innovación, utilicen la tecnología y se enfoquen en mantener bajos gastos y en generar ingresos que les permitan mantener su operatividad.

Hay empresas que, por ejemplo, anteriormente vendían en tiendas físicas y ahora han migrado al e-commerce, venta a través de redes sociales o tiendas online. Fabricantes de ropa que ahora producen tapabocas y ropa para personal médico, restaurantes que hacen delivery de menús a tu casa o venden por plataformas digitales, clínicas migrando a consultas online, entre otros, menciona la experta.

El secreto para todos estos expertos es que las empresas busquen la manera de acceder a la digitalización a como dé lugar y con ello implementar las modificaciones necesarias, adquirir activos que permitan, por ejemplo, trasladar personal, hacer envíos, realizar entregas, permitir una mejor logística, con la finalidad de cerrar el círculo de operación necesario para cada giro empresarial.

Gráfico

No obstante, un análisis del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) refiere que la digitalización también es importante en la cadena de proveeduría de las empresas mexicanas. Esencialmente para su funcionamiento armónico, señala que las cadenas requieren tanto prestadores de servicios logísticos, financieros y de tecnología, como instituciones públicas que faciliten el desarrollo de la infraestructura y la construcción de un clima de negocios funcional a un buen desempeño de tales cadenas.

De hecho, refiere que la digitalización en las empresas proveedoras de servicios logísticos, empresas de transporte y operadores de infraestructura, permitirá que acceda a un mercado más amplio.

En general, la conjugación de la digitalización con el transporte en este momento es una de las mezclas más exitosas para las compañías, quienes logren implementar estas dos opciones en un abanico amplio de necesidades, alcanzará a consolidar a su empresa.

Ante esto, CAF señala que una estrategia basada en el desarrollo de una oferta de infraestructuras y servicios digitales para promover la transformación digital, dejará atrás a productores y empresas con dificultades para una verdadera integración al ecosistema digital y terminará promoviendo una mayor inequidad en el aparato productivo y la sociedad de la región.

  • El dato: La Unión Internacional de Telecomunicaciones calcula que la penetración promedio de Internet en la región en 2020 alcanzará 79%, principalmente en los países de la OCDE.