Disminuye 3.1% recaudacion de impuestos a refrescos en 2015

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente CEPF con datos de SHCP

Se espera que la recaudación de impuestos por bebidas saborizadas disminuya 3.1 por ciento este año, al obtener 18 mil 271.1 millones de pesos que contribuirá con el 11.4 por ciento del total del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), obtenido por las autoridades hacendarias.

Según un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, en 2014 la captación de ese impuesto representó 16.4 por ciento.

Revela que sigue siendo un “reto” controlar la epidemia de sobrepeso y obesidad que hay en el país, ya que 71.3 por ciento de las personas adultas en el país tiene estos padecimientos, según la última Encuesta Nacional de Salud.

En el primer año en que el gobierno federal interpuso un IEPS de un peso por litro a los fabricantes e importadores de bebidas azucaradas (desde el 1 de enero de 2014), la hacienda pública tuvo ingresos por este concepto de 18 mil 254.9 millones de pesos, es decir, 16.4 por ciento del total del IEPS.

Para este 2015, el CEFP prevé que los impuestos a este tipo de bebidas disminuyan en 3.1 por ciento real anual, al contribuir sólo con el 11.4 por ciento del IEPS, con unos 18 mil 271.1 millones de pesos de los 159 mil 970 millones de pesos que se espera recaudar en total por este impuesto al cierre de 2015.

La Ley del IEPS indica que “la cuota aplicable será de 1.0 peso por litro, tratándose de concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que al diluirse permitan obtener bebidas saborizadas”.

La refresquera Coca-Cola Femsa en México anunció que sus ventas en 2014 cayeron 4.4 por ciento por menores ingresos disponibles de las familias, más impuestos e incrementos de precios.

Por lo que el nuevo panorama los llevó a establecer nuevas estrategias para adaptarse al nuevo entorno fiscal, “impulsamos nuestro portafolio de refrescos en envases retornables, presentaciones personales y reducidas en calorías”.

Tal es la problemática del consumo de estos productos que más del 60 por ciento del presupuesto asignado al sector salud se ocupa en tratamientos para enfermedades que derivan del alto consumo del azúcar, como diabetes, hipertensión arterial, osteoartritis y cáncer de mama, colon, esófago y riñón, indica.

Incluso, el Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco) detalla que en el país hay más de ocho millones y medio de diabéticos por sobrepeso y obesidad. quienes generan un costo social de 85 mil millones de pesos anuales, de los cuales, 73 por ciento es para tratamiento médico, 15 por ciento para pérdidas de ingreso por ausentismo laboral y 12 por ciento por mortalidad prematura.

Además, según la Organización para la Cooperación Y Desarrollo Económicos (OCDE) el 32.4 por ciento de la población mayor de 16 años tiene obesidad en el país, lo cual coloca a México como la segunda nación con esta problemática de salud, sólo atrás de Estados Unidos.