Economia china se debilita, recorta tasas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente Banco Mundial

China redujo ayer las tasas de interés por tercera vez en los últimos seis meses, en un intento por reducir los costos de endeudamiento de las empresas y reactivar una economía que se encamina a su peor año en 25 años.

El Banco Popular de China (BPC) rebajó su tasa de interés de referencia en 25 puntos básicos hasta 5.1 por ciento y la tasa de depósitos de referencia a un año en la misma cantidad hasta 2.25 por ciento, reducciones que entrarán en vigor hoy lunes.

De acuerdo con analista, la reducción en sus tasas de interés beneficia al mercado mexicano porque ello significa que la economía de China está teniendo una desaceleración en su crecimiento.

“La economía de China aún enfrenta relativamente una gran presión a la baja”, dijo el banco central en un comunicado.

“Al mismo tiempo, el nivel general de los precios internos sigue siendo bajo y las tasas de interés reales siguen siendo superiores a la media histórica”, agregó.

Los recortes de tasas de ayer se produjeron apenas días después de que los índices en el sector comercial y la inflación registrada en abril fueran más débiles de lo esperado, destacando que la segunda economía más grande del mundo está bajo una presión persistente ante una disminución tanto de su demanda externa como interna.

Economistas ya daban por seguro que China rebajaría las tasas, por lo que la única duda era cuándo iba a adoptar esta medida, después de que el crecimiento económico del país se desacelerara al siete por ciento en el primer trimestre del año, su menor ritmo de expansión desde la crisis financiera global de 2008-2009.

“La intensificación de la política de alivio ayudará efectivamente a detener la desaceleración económica”, dijo Xu Hongcai, economista del centro de estudios China Centre for International Economic Exchanges.

Los economistas esperan más medidas de flexibilización a lo largo del año, en momentos en que el país se ve arrastrado por un débil mercado inmobiliario y una caída en el crecimiento de la industria manufacturera y la inversión, coinciden analistas.

“No es una sorpresa”, dijo el economista Lin Hu de Guosen Securities en Pekín. “La lectura de la inflación del consumidor para abril fue más baja de lo esperado y el empleo se enfrenta a una presión descendiente”.

“Pero la efectividad de la bajada de tasas no será muy grande, sólo podría ayudar a estabilizar las expectativas. La política fiscal debería reforzarse y haber una mayor flexibilización de la política monetaria si los datos económicos siguen decepcionando”, añadió.