El 83% de directivos, contra alta carga fiscal

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La corrupción, la creciente carga fiscal e inestabilidades sociales, son las principales preocupaciones de los directivos de empresas en México, al considerar que representan una “amenaza económica y política”, de acuerdo con los resultados de la sexta encuesta de CEO's (en inglés) o directivos empresaiales.

De acuerdo con el estudio elaborado por la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), proyectos como la cancelación del tren de alta velocidad México-Querétaro, o los escándalos por parta de algunas empresas constructoras, fueron algunos de los eventos que más influyeron en la percepción de los CEO's.

“La principal preocupación que se genera es si la corrupción va a permitir el florecimiento de los cambios que traen las reformas estructurales, por eso se justifica como una de las preocupaciones”, dijo José Antonio Quesada, socio líder de clientes y mercados de PwC México.

El directivo mencionó que la preocupación por la corrupción fue mayor para los mexicanos en comparación con Estados Unidos, Alemania, Brasil, y el promedio global, además de que todas estas regiones tuvieron una baja en este problema en 2015.

Se detalla que en 2015, el rubro de la carga fiscal se ubicó por segunda ocasión en el primer lugar, con el 83 por ciento de las menciones. Los mismos resultados arrojó su preocupación por la inestabilidad social que se vive en el país.

También la preocupación en materia de sobrerregulación se presentó como un problema a la hora de hacer negocios, con un porcentaje de 78 puntos.

En cuanto a las amenazas en las actividades de negocios, el 83 por ciento de los directivos de empresas mexicanas comentó que la mayor preocupación son los sobornos y la corrupción.

Mientras que el 61 por ciento manifestó la disponibilidad de habilidades clave y 60 por ciento dijo que la falta de la confianza en las empresas.

A pesar de que los pronósticos de crecimiento global han disminuido, los CEO o líderes empresariales mexicanos se mantienen el optimismo, ya que el 50 por ciento del total de los entrevistados respondió que tenía mucha confianza en el crecimiento de los ingresos de su empresa en los próximos 12 meses, contra el 39 por ciento a nivel global.

Dicha confianza se tradujo en mayores empleos, toda vez que el 70 por ciento de los consultados piensan aumentar su plantilla laboral en los próximos meses, siempre y cuando la economía mejore, mientras que en 2014 fue del 52 por ciento.