Jueves 9.07.2020 - 02:57

Empresarios piden cambiar estrategia economica

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente INEGI

Los representantes de la iniciativa privada consideran que el Gobierno Federal debe cambiar la estrategia de la política económica, pues se mantiene pasiva en generación de empleos y reducción de pobreza; y exhortaron a hacer cambios a las reformas aprobadas a inicios del sexenio.

Para el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Rodrigo Alpizar, reformas como la hacendaria “requieren una cirugía mayor”, toda vez que fue planteada en un contexto distinto al que actualmente se tiene.

“El gran balance del actual gobierno es el rediseño de las reformas, pero se requiere que se adapten a una nueva realidad macroeconómica, de intervenciones quirúrgicas, para adaptarlas a lo que está por venir”, dijo Alpizar.

Por su parte, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), recordó que no se debe perder de vista que la debilidad del mercado interno seguirá siendo un lastre para el crecimiento económico, sobre todo por “que la estrategia del gobierno mexicano se mantiene pasiva en materia de generación de empleos y la disminución de la desigualdad y la pobreza”.

El organismo a cargo de Luis Foncerrada, opinó que la estrategia de crecimiento planteada por las autoridades se basa en la estabilidad macroeconómica, reservas internacionales y reformas estructurales, pero si bien éstas son condiciones necesarias, no son suficiente, pues los beneficios en materia de generación de empleos mejor remunerados provenientes de las reformas, podrían darse en el mediano y largo plazos, tal vez no antes del 2024, advirtió.

Consideró que se debe impulsar una política económica de inversión pública, reducción del gasto corriente improductivo y en una postura fiscal que estimule la creación de empleos.

En tanto, la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin), señaló que los mayores desafíos son un crecimiento económico acelerado y la reactivación del sector industrial, así como el impulso a la inversión productiva, modernización de las pequeñas empresas y combatir la informalidad.

Las cúpulas coincidieron en fortalecer el Estado de Derecho, abatir la corrupción y violencia, pues los elevados niveles de esto ilícitos, así como la ausencia de certeza jurídica, han propiciado un desánimo general y dudas sobre la fortaleza de las instituciones.