Estados, a vivir de prestado

El Acuario de Veracruz recibe a Santa Claus en pecera arrecifal
Por:

Por Aura Hernández

Los Estados y Municipios del país continúan sin ver una luz al final del túnel de esta crisis y los mecanismos de financiamiento que está analizando Hacienda para ayudarlos podrían no funcionar.

Debido a la recesión económica, en los primeros seis meses del año la Recaudación Federal Participable ha sido menor en más de 40 mil millones de pesos a lo presupuestado, lo que ha afectado de manera directa a las participaciones federales y, por consiguiente, a los ingresos de los Estados y Municipios del país.

Ante esta situación, Miguel Mess-macher, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), comentó que no se está contemplando ningún rescate a ningún Estado, (…) se están buscando mecanismos de financiamiento que les facilite una transición ordenada”.

Un mecanismo de financiamiento al que los Estados y Municipios podrían echar mano es aumentar su deuda, sin embargo, esto sólo sería posible para aquellas entidades que han mantenido un nivel de deuda bajo y que tengan un sólido desempeño financiero.

Y es que, de acuerdo al Instituto para el Desarrollo Técnico de las Haciendas Públicas (Indetec), los Gobiernos Locales y Regionales mexicanos tienen casi 80% de su deuda garantizada con participaciones, lo que contrasta con el casi 20% garantizado con recursos propios.

A lo que hay que agregar, el posible ajuste de calificación a algunos Estados y Municipios que han tenido poco margen de maniobra para mejorar sus indicadores financieros en los siguientes meses, lo que limitaría su capacidad para endeudarse.

Ni con salvavidas. Los seis Estados en donde las participaciones federales han presentado una mayor caída en lo que va del año son Aguascalientes, Campeche, Estado de México, Guanajuato, Guerrero y Puebla, por lo que los esfuerzos del gobierno deberán centrarse en ellos en un principio.

Sobretodo, si se considera que en dos municipios, uno de Guerrero y otro de Guanajuato, se han tenido que cancelar todas las actividades gubernamentales por falta de recursos.

Además, todos los Estados mencionados, excepto Aguascalientes, se verán en serios problemas para contraer más deuda, ya que el 100% de la que tienen hasta el 31 de marzo está garantizada con las participaciones federales, siendo el Estado de México el que mayores líos tendría pues posee una deuda por poco más de 33 mil millones de pesos.

asc