Ganar en la Bolsa no es cosa de azar

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Por Claudia Castro Reyna

Invertir en la Bolsa Mexicana de Valores para conseguir mejores rendimientos no es una apuesta de casino en donde con una racha de buena suerte se puede ganar mucho dinero; o perderlo todo si esta buena racha no llega.

Hay muchos juicios preconcebidos, tabús e ideas erróneas alrededor de las inversiones bursátiles y lo cierto es que es una opción para todo tipo de ahorradores, rentable, vigilada y sobre todo segura para ayudarnos a hacer crecer nuestro patrimonio y poner a salvo nuestros recursos de la pérdida de poder adquisitivo que provoca la inflación.

Las instituciones financieras no han sabido transmitir de forma correcta los beneficios de invertir en fondos de inversión entre la población, o quizá las recurrentes crisis han sembrado la desconfianza entre los usuarios, al escuchar cómo algunas personas han perdido sus ahorros en momentos de volatilidad o han sido víctimas de fraudes.

Sin embargo, a diferencia del casino, las inversiones en la bolsa de valores se llevan a cabo en un mercado ordenado y legislado.

Históricamente la Bolsa ha sido un medio atractivo de inversión, pues deja mayores rendimientos a los instrumentos tradicionales en el largo plazo que puede ser aprovechado por los usuarios que desean incursionar en la bolsa a través de las sociedades de inversión.

No obstante, en nuestro país es costumbre invertir en esquemas de ahorro “tradicionales” más que de inversión –pues se consideran más seguros- por lo que que gran parte de la población invierte en pagarés bancarios, o bien, en cuentas de ahorro, cuyos rendimientos oscilan apenas entre el 1.47% al 5.50% anual, una verdadera miseria.

Esto ha provocado que la participación de los fondos de inversión en la Bolsa, tenga una penetración incipiente en México.

¿Cómo funciona? Para entender un poco mejor estas ventajas pongamos un ejemplo: supongamos que decides invertir en un pagaré bursátil, y con el paso del tiempo, su valor aumenta.

El incremento que tenga en el tiempo, puede ser un mes, un año o más, será el rendimiento generado por su inversión inicial, y el valor del título no depende del azar, sino del buen o mal desempeño de su emisor, es decir, del crecimiento país.

En cambio en el casino, debe tener una buena mano para salir ganador, y lo más difícil, ganar en tan sólo minutos u horas cantidades atractivas de dinero, todo claro dependiendo del azar.

Aún con todo esto, no es sencillo elegir entre tantas alternativas. Por eso los fondos de inversión, además de ser accesibles para pequeños ahorradores, cuentan con un grupo de expertos que arman portafolios con valores bursátiles, tratando de adecuarse a diversas perspectivas y objetivos de inversión, perfil y posibilidades.

Todavía con muy baja penetración

Pese a su rendimiento, los fondos de inversión son instrumentos financieros poco explotados en México.

En cambio, en países latinoamericanos como Brasil y Chile, los esquemas de este tipo han mostrado un mayor crecimiento al representar, el primer caso el 48% del PIB, y para el segundo caso 17% de su producto nacional.

De acuerdo con datos de la Federación Iberoamericana de Fondos de Inversión, en Brasil al cierre de 2009 había casi 10 millones de contratos de este tipo; en tanto que en Chile se reportaron 1.2 millones de contratos.

Mientras tanto, en México la penetración es de sólo 1.9 millones de contratos, que representan apenas el 7% del Producto Nacional.

rgr