Centro de Investigación Económica y Presupuestaria

Gasto de bolsillo sube 40% y consulta de enfermedades cae 48.6% en 2020: CIEP

La pandemia por COVID-19 afectó el gasto de bolsillo en los hogares mexicanos; incrementa gasto en medicamentos

Consulta médica, consulta de enfermedades, gasto de bolsillo
Durante 2020, las consultas cayeron 45.1 por ciento por primera vez y el gasto de bolsillo aumentó en un 40 por ciento.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

Como efecto indirecto de la pandemia por COVID-19, durante 2020 el gasto de bolsillo de los hogares en México aumentó 40 por ciento de manera general y las consultas para siete enfermedades (transmisibles, crónicas, salud bucal, salud mental, planificación familiar, personas sanas y otras) cayeron en 48.6 por ciento, lo que significó 42.2 millones de consultas menos que en 2019.

En un análisis, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el gasto de bolsillo —que es el gasto que las familias destinan directamente a solventar distintas necesidades de la atención de la salud—, pasó de dos mil 358 pesos en 2018 a tres mil 299 pesos en 2020.

El organismo apuntó que en los tres gastos que componen el gasto de bolsillo: gasto en atención primaria, atención hospitalaria y medicamentos, el mayor incremento porcentual fue en gasto de medicamentos, que aumentó 68 por ciento, al pasar de 376 pesos en 2018 a 632 pesos en 2020.

Por otro lado, refirió que las consultas de primera vez cayeron 45.1 por ciento, al pasar de 34.5 millones en 2019 a 18.9 millones en 2020 y las consultas subsecuentes cayeron 51 por ciento, al pasar de 52.3 millones en 2019 a 25.6 millones en 2020.

Pandemia afecta consulta de otra enfermedades distintas a la COVID-19: CIEP

Señaló que las consultas de embarazo trimestral gestacional y embarazo adolescente disminuyeron 37.2 y 35.4 por ciento, respectivamente.

El CIEP destacó que la pandemia por COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de los sistemas de salud.

Como resultado, agregó, el aumento de 9.1 por ciento en el presupuesto de 2020 respecto a 2019 no procuró la atención de enfermedades distintas a la COVID-19 ni la protección financiera de las personas, ya que cinco millones de personas más tuvieron que pagar por medicamentos y consulta.

Estimó que la capacidad para mantener los servicios preexistentes de salud podría representar un reto mayor en el sistema de salud mexicano debido a su brecha presupuestaria, a sus indicadores de capacidad física y humana que se ubican por debajo del promedio de los países de la OCDE y a que, en 2020, los recursos adicionales para salud representaron una décima parte de lo que se requería.