Hay más empleo, pero con sueldos menores a 6.5 mil pesos mensuales

Hay más empleo, pero con sueldos menores a 6.5 mil pesos mensuales
Por:

En el segundo trimestre del año, los trabajadores que tenían bajos ingresos, es decir de 0 hasta tres salarios mínimos diarios (equivalentes a 6 mil 573.60 pesos) sumaron 35.8 millones de personas, lo que representó el 69.6 por ciento del total de los empleados en México, un cifra superior a la reportada en el mismo trimestre del año pasado, cuando hubo 34.1 millones de individuos con este nivel de ingresos y representaban el 67.8 por ciento de la población ocupada, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, consideró que estos resultados dan cuenta de que avanza la precarización del empleo y los salarios en el país, como ejemplo, mencionó que en el segundo trimestre de 2016, más de ocho millones de personas ganaron, por mucho, un salario mínimo diario, la mayor cifra desde 2005.

La última encuesta sobre ocupación y empleo revela que en el lapso de un año las personas que ganaban de 0 hasta tres salarios mínimos se incrementaron en un millón 699 mil 847 individuos, mientras que aquellos con ingresos de tres hasta más de cinco salarios mínimos se redujeron para 776 mil 912 personas.

“Un bajo ingreso monetario impide que las personas y sus familias puedan adquirir los bienes y servicios básicos para desarrollarse adecuadamente.

Esto genera la conocida trampa de la pobreza”, dijo el especialista.

De acuerdo con el Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM, de diciembre de 1987 a abril del 2016, el salario mínimo ha tenido un aumento acumulado del 1028 por ciento frente al 5304 por ciento que ha reportado del precio de la canasta básica alimentaria, es decir, que por cada peso que aumenta el salario aumentarán cinco pesos el precio de la canasta básica.

“La pérdida acumulada del poder adquisitivo del salario mínimo fue de 79.11 por ciento; mientras que el precio de la Canasta Alimenticia Recomendable pasó de costar 3.95 a 213.46 pesos diarios, en el mismo periodo”, señala el documento.

Para De la Cruz, sin un ingreso económico propio suficiente no es posible erradicar el flagelo que representa la pobreza, pues se estima que un trabajador requieren de un ingreso mensual promedio de 6 mil 403.80 pesos para adquirir una canasta básica alimentaria, es decir, de casi tres salarios mínimos diarios.

Unos 35.8 millones de mexicanos podrían tener dificultades para acceder a dicha canasta, si se considera que esta proporción de trabajadores gana hasta tres salarios mínimos, cerca de seis mil 573 pesos mensuales. Esto ha permitido un creciente saldo de pobreza que el gasto de gobierno no pueden solventar.

“El modelo económico actual no garantiza la inclusión social de las personas a través de una función productiva realmente remuneradora”, concluyó.