Hay gran optimismo para el segundo semestre, afirma

“Soy hotelero de cuna…, pero sé que el éxito se logra día a día”

Francisco Medina, CEO de Grupo Santa Fe, sabe que cuenta con su equipo para aprovechar las oportunidades de la recuperación del sector; aconseja siempre cuidar los detalles, no hay espacio para negligencias, asegura

El empresario y directivo posa en una imagen de archivo.
El empresario y directivo posa en una imagen de archivo.Foto: Especial
Por:
  • Berenice Luna

En una charla entretenida y relajada que posteriormente se tornó en la narración del éxito de uno de los grupos hoteleros más importantes del país, Francisco Medina, CEO del Grupo Hotelero Santa Fe, cuenta a La Razón, cómo es formar y dirigir una compañía de gran prestigio, que además lo hace sentir muy orgulloso.

Medina relata que su pasión por el sector hotelero lo tiene desde la cuna, pues afirma que nació prácticamente en un hotel —su papá también fue hotelero como él—; sin embargo, asegura que siempre ha estado con los pies sobre la tierra, pues cree firmemente que el éxito se consigue día a día y con el apoyo de un gran equipo.

Con una sonrisa en su rostro, se alegra de saber que el Grupo que dirige es, por mucho, un equipo que en apenas 11 años ha conseguido paliar pandemias, como la de Covid-19, sortear complicaciones, pero sobre todo, anticiparse a las tendencias del mercado, para estar siempre en sintonía con las necesidades de los consumidores.

Debes saber manejar la parte emocional del negocio con tu equipo. De nada te sirve ser Maradona si juegas solo. Seguimos siendo un negocio de personas donde lo más importante es la parte humana

Francisco Medina
CEO de Grupo Hotelero Santa Fe

De igual forma, el empresario señala con gran optimismo que las perspectivas que tiene para su Grupo son buenas para los próximos meses y asegura que la segunda mitad de este año será alentador para el turismo, y sin duda, para él.

.Gráfico: La Razón de México

¿Cuál definiría como uno de sus mayores logros? En la situación complicada de la pandemia —que yo digo que todos pensamos que iba a ser una carrera de 100 metros y resultó ser un maratón— creo que sin duda el logro más importante del cual me siento orgulloso por mí y por mi equipo, es que seguimos siendo una empresa solvente, hemos podido cumplir con nuestros compromisos, con los bancos, con los proveedores, con todas las personas a las cuales responsablemente tenemos que cumplir. Tuvimos, afortunadamente, que hacer ajustes mínimos del staff a diferencia de otras empresas y ésa es la parte que nos tiene más contentos y orgullosos, que la compañía va bien, va sobreviviendo este mar tan picado.

¿Definiría esta pandemia como su mayor reto? Yo lo dividiría en varios factores. Uno muy importante era entender que era vital mantener una buena caja, una buena tesorería dentro del Grupo y esto implicó a veces llegar a niveles de detalle muy fino, también fue importante la relación con los principales socios y aliados, por ejemplo operadores online o agencias de viajes electrónicas, mantener las relaciones extraordinarias, era muy importante. Tuvimos, en general que tener una disciplina férrea de no gastar en nada, sólo lo necesario, y tuvimos además que hablar con quienes nos debían y hacerlos entender que era importante que nos pagaran, fue una tarea titánica en convencerlos. Dentro de este plan estratégico también se encontró la parte comercial, sabíamos que teníamos que reactivar los mercados y para reactivarlos queríamos tener buenas promociones, pero tampoco bajar tarifas tanto, porque el mismo cliente tiene desconfianza, “oye si un cuarto costaba 2,000 pesos, me lo estás dando en 600 pesos, algo está mal o la calidad la han bajado”, entonces empezamos a hacer un estudio de mercado, de qué es lo que querían los clientes y nos enfocamos más en darle valor agregado a ellos.

¿Hay buenas perspectivas para ustedes en los próximos meses? Estamos viendo el segundo semestre con bastante optimismo, porque hay indicadores que nos lo están diciendo así. Estamos muy conscientes de que hay un nivel importante de contagios, un nuevo brote, una nueva cepa y pudiera ser dañino, pero creo que a nivel personal, la gente ya se acostumbró a manejar la pandemia, ya estamos claros que no vamos a encerrarnos y que vamos a seguir teniendo precauciones. Este mes de julio se ve muy bien y yo creo que el segundo semestre, a menos que haya algo muy exagerado de cierre de fronteras o que esté fuera de nuestro control, no veo que vayamos a tener un mal segundo semestre, todo lo contrario yo siento que va a seguir, ahora que es una tendencia hacia arriba y de franca recuperación.

¿Cuál es la satisfacción más importante que tiene? Tenemos una compañía de prestigio con la cual nos sentimos orgullosos, pero que estamos con los pies en la tierra muy conscientes que eso se logra día a día, cuando alguien habla de nuestro Grupo y ve el equipo que está ahí y ve lo que hemos logrado —este grupo se formó el 2010, tenemos 11 años , empezamos con tres hoteles y ya tenemos 30—, hemos pasado pandemias y cosas difíciles y gracias a este equipo las hemos sorteado... Entonces el que podamos generar en todo el equipo pasión eso es un orgullo muy importante para mí.

¿Qué consejo le daría a otros empresarios que buscan el éxito? Lo más importante es que hay que estar en el negocio y cuando digo eso me refiero al “ojo del amo engorda el caballo”, debes delegar, pero no soltar las riendas. El presidente de mi compañía es del tipo de gente que siempre está cuidando los detalles, cero negligencia, son gente que sabe mantener ese balance entre, no vas a trabajar 24 horas, 365 días, porque es insano, pero sí está metido siempre en el negocio, a pesar de que tienen el poder de dejar de hacerlo.

.Gráfico: La Razón de México