ICA va a concurso mercantil; espera “disolución casi total”

Subasta petrolera, un éxito para el país: BBVA
Por:
  • la_razon_online

La constructora mexicana ICA, junto con sus filiales, la cual levantó edificios y realizó grandes obras en México, como el Estadio Azteca y varias líneas del Metro de la capital del país, prevé una disolución casi total de sus actuales accionistas si su plan para reestructurar sus obligaciones financieras prospera en la Corte.

La empresa publicó ayer el plan de reestructura, tras anunciar el viernes que había alcanzado un acuerdo preliminar con 55.8 por ciento de sus acreedores y que procedería a buscar su aval judicial.

El documento indica que algunos de los acreedores recibirán títulos por un valor del 60 por ciento de la compañía, a cambio de eliminar casi la totalidad de sus obligaciones financieras.

Además Fintech, propiedad del mexicano David Martínez, y que hace un año le otorgó un préstamo por 215 millones de dólares para ayudarla a continuar sus operaciones, será dueña del 40 por ciento de la constructora, al recibir títulos a cambio de la cancelación de ese crédito.

Según Infosel, la participación de Bernardo Quintana Isaac y de su familia, que suma 12.2 por ciento, según el último reporte anual de ICA, y del resto de los inversionistas, con acciones por 88.8 por ciento de su valor, pasarían a tener sólo una participación de 0.01 por ciento, según el plan de reestructura previo.

“El objeto del presente plan de reestructura es conservar la empresa de Grupo ICA, conjurar el incumplimiento generalizado de las obligaciones... que a esta fecha se considera inminente, y generar condiciones que den lugar a su viabilidad financiera y operativa, en beneficio de Grupo ICA y de las personas con las que tiene una relación de negocios”, informó.

La participación Fintech en ICA, bajo el esquema de reestructuración de adeudos podría ser menor, ya que sólo alcanzará el porcentaje anterior si la constructora ejerce el segundo tramo del crédito por 215 millones de dólares.

Hasta ahora, ICA sólo ha utilizado el primer tramo, de 108 millones, de ese préstamo. La empresa podría hacer uso de los 107 millones restantes.

Sin embargo, si no ejerce el segundo préstamo entonces Fintech se quedaría con 22.7 por ciento de la empresa, por lo que tanto la participación de los acreedores que intercambien deuda por capital, como la de sus dueños actuales, crecería.

La firma no reveló los porcentajes que tendrán ambos dueños en ese caso. Pero sí indicó que los acreedores que intercambiaran préstamos por capital serán: Fintech y los acreedores comunes de la empresa. En cambio, los adeudos garantizados los cubrirá la constructora bajo los términos de los contratos crediticios.

Al tiempo que la empresa reveló su plan de reestructura, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) anunció la suspensión de la cotización de sus títulos en el mercado, ya que no entregó el reporte financiero del segundo trimestre de 2017 o un documento en el que justificara el atraso.

La acción de ICA cerró el viernes en 1.5 pesos, con un retroceso de 47.3 por ciento en lo que va del año, a diferencia del crecimiento de 12.6 por ciento para el principal

índice del mercado de valores.