Incremento en tasa de la Fed, sin presiones para Banxico

Entorno global sigue presentando riesgo para crecimiento económico: Banxico
Por:
  • Berenice Luna

El hecho de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) incrementara su tasa de interés, pero dejara sin cambios su expectativa en el crecimiento para éste y los próximos dos años, generará confianza al Banco de México (Banxico) para frenar un tanto la velocidad con la que pretendía incrementar las tasas en 2018.

De acuerdo con Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CI Banco, aunque la Fed incrementó en 25 puntos base su tasa de referencia en su reunión del 21 de marzo, para dejarla en 1.75 por ciento, el anclaje de sus expectativas para el cierre del año no repercutirán al país.

En entrevista con La Razón, el directivo detalló que la perspectiva de los analistas era que el Banco Central de México incrementaría tres veces su tasa de referencia, para posteriormente disminuirla en dos ocasiones. No obstante, este panorama se puede diluir.

El Dato: El Proceso electoral podría impactar en las estimaciones de inflación del Banxico y causaría un posible aumento en las tasas.

Hacia el cierre del año, el analista previó que la tasa de interés en México quede en 7.75 por ciento, igual que como se preveía desde que inició la tendencia alcista del Banxico para controlar los niveles de inflación, mismos que llegaron a 6.77 por ciento en diciembre de 2017.

“En el caso de México, a lo mejor se aguanta no incrementar tan rápido la tasa de interés. Esto serviría para descansar un poco de estos incrementos. Muchos analistas pensábamos que había subido mucho la tasa de interés en México y que cuando los riesgos se calmaran, se tendría la oportunidad de bajar un poquito más la tasa, por ahí de 6.0 por ciento”, dijo.

No obstante, es importante mencionar que la incidencia que tiene la Reserva Federal en las decisiones de política económica en México no son los únicos riesgos a los que se enfrenta el organismo; también está latente el peligro de las elecciones de este año y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En este sentido, Gordillo aseguró que los mercados se encuentran nerviosos por estos dos temas, por lo que hacia adelante, y principalmente a mitad de este año, presionarían al Banxico para que incremente, de nueva cuenta en 25 puntos, la tasa de referencia, con la finalidad de contrarrestar algún efecto inflacionario.

“Los mercados creen que los riesgos de las elecciones y el TLCAN son suficientes para pedirle al Banco de México que incremente de nueva cuenta 25 puntos base la tasa en junio o julio; a lo mejor no lo hace en las siguientes reuniones, pero sí para ese momento”, explicó.