Jueves 13.08.2020 - 18:49

Informalidad baja 3% en lo que va del sexenio, informa STPS

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

La informalidad en el país ha disminuido tres por ciento en lo que va de esta administración y al concluir el sexenio se espera superar el 10 por ciento, informó el subsecretario de Trabajo y Previsión Social, Rafael Adrián Avante Juárez.

El funcionario indicó que, además, durante 2014 se generaron al menos 700 mil empleos formales y hasta abril se han creado 300 mil fuentes de trabajo.

Al inaugurar los trabajos de LXII Convención Nacional Ordinaria de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), dejó claro que el objetivo final de los cambios que impulsa la administración federal es mejorar el bienestar de las familias.

Enfatizó que el objetivo de las reformas estructurales impulsadas por el Ejecutivo tienen esa meta, pues lo que se busca es que la clase trabajadora sea más competitiva y productiva, pero también fortalecer la competitividad y la productividad de las empresas.

“No podemos crecer si no hay un beneficio real y significativo para los sectores productivos del país. Esto lo haremos con responsabilidad porque queremos un crecimiento viable y sostenido y no de manera artificial”, remarcó.

Llamó a esperar a que lleguen los resultados de las reformas estructurales, “pues vamos por la ruta correcta y así lo demuestran los indicadores económicos, ya que las inversiones extranjeras están creciendo, la generación de empleos aumenta, la inflación está bajo control y en 19 meses no ha habido una huelga”.

Además, continuó, “se sigue avanzando en la formalización del empleo y la inflación va a la baja, donde los nuevos trabajadores tienen todas sus prestaciones sociales”.

Expuso que aun cuando la informalidad ha bajado tres por ciento el reto sigue ahí, pues seis de cada diez trabajadores se encuentran en el mercado informal y se espera que ese porcentaje al final de este sexenio supere el 10 por ciento.

Avante Juárez insistió en que no se quieren beneficios artificiales que comprometan el desarrollo del país, afecten a la clase trabajadora y a las empresas.