Inseguridad secuestra el avance de la economía

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Karla Ponce

La inseguridad se ha convertido en un obstáculo para el crecimiento de la economía. Los números revelan que más de dos mil 300 negocios han cerrado sus cortinas en el primer trimestre de año como consecuencia de los altos niveles de violencia, mientras que los que siguen operando han incrementado sus inversiones en medidas de prevención contra delitos, cantidad que alcanza hasta el 10 por ciento de sus costos operativos.

Cifras del Inegi indican que durante los tres primeros meses de 2009, los negocios que cerraron por la inseguridad fueron sólo 450. Hoy se alcanza el punto más alto desde que se inició el registro de esta problemática en el 2005.

La zona fronteriza es donde se ha generalizado este índice. Entidades como Tamaulipas, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, ocupan los primeros lugares en el número de empresas damnificadas. El secuestro, las extorsiones, la delincuencia organizada y los cárteles del narcotráfico, son los principales factores para que se den estos cierres.

Los negocios que han decidido seguir operando en las ciudades fronterizas han visto reducidos sus rendimientos debido a que la mayoría de su clientela es de origen norteamericano y éstos no se atreven a cruzar como lo hacían antes, por temor a ser asaltados, secuestrados, o estar en medio de algún enfrentamiento y resultar lesionados.

Incluso han tendido que recurrir a ajustar sus horarios. Ahora se abre temprano para que la jornada laboral concluya cuando aún hay luz natural.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) sostuvo que, según estimaciones de instituciones nacionales e internacionales, el costo de la inseguridad en México sobrepasa el 15 por ciento del producto interno bruto (PIB), lo que significa que esta problemática genera costos que equivalen a más del doble de lo que el país gasta en educación en un año.

Algunos sectores golpeados

Restaurantes

Los problemas de violencia en México han provocado que desaparezca 20 por ciento de los establecimientos especializados en la venta de alimentos y bebidas. De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), los ingresos por este fenómeno han caído hasta en un 60 por ciento en las zonas más afectadas.

Cifras del organismo revelan que el total de negocios del giro que han bajado las cortinas por la inseguridad llega a 69 mil, mientras que el miedo a salir de noche ha hecho que los ingresos por cenas sean cada vez menores.

Autotransporte

Debido a la inseguridad el costo logístico del autotransporte de carga se incrementó hasta 20 por ciento. El director general de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), Leonardo Gómez, exigió que el robo al autotransporte sea tipificado como federal, y no del fuero común, debido a que esto dificulta las denuncias.

Especificó que además del aumento en el costo de operación de las empresas diversas medidas de seguridad tampoco son 100% confiables, ya que han sido rebasadas por la delincuencia, como es el caso del rastreo satelital.

Franquicias

El crecimiento de las franquicias no está blindado contra los altos índices de inseguridad. Dueños de diversas marcas coinciden en que este factor frena el crecimiento del sector en las zonas fronterizas del país.

Diego Elizarrarás, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), indicó que la violencia generada por el narcotráfico es un obstáculo para la comercialización de este modelo de negocio en ciudades como Tijuana, Reynosa, Ciudad Juárez y Mexicali.

De acuerdo con el presidente del organismo, este fenómeno ha ocasionado que franquiciatarios cierren o reubiquen sus puntos de venta.

Casas de empeño

Roberto Alor, dueño de la casa de empeño Prendamex, detalló que las pólizas para esta industria han incrementado su precio en al menos 15 por ciento durante el último año debido al incremento de actos delictivos en el país.

Aseguró que los eventos delictivos se han incrementado para este giro de negocio debido a que maneja efectivo, además de bienes duraderos.

Detalló que durante 2009 su cadena registró cinco eventos de este tipo, pero en el primer trimestre del presente año suma un total de dos, lo que hace estimar que el número de actos violentos que enfrentará la marca aumentará.

La frase

Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)

“El problema en la guerra contra el narcotráfico es que su éxito no depende sólo del ejercicio de la fuerza, sino del rediseño institucional de las fuerzas encargadas de la seguridad pública”.