Salvavidas, las ventas online: Amiju

Jugueteros estiman golpe de hasta 20%

Día de Reyes determinará afectaciones totales por la pandemia, para este sector no esencial; Asociación ve mejoría para el área, con la llegada de Tatitana Clouthier a la SE

Foto ilustrativa de juguetes
Foto ilustrativa de juguetesFoto: Especial
Por:

La celebración del Día de Reyes el próximo 6 de enero, además de representar una fecha importante para los niños en México, también será el parteaguas de la industria del juguete nacional, pues tras esta fecha se conocerá realmente la afectación de la pandemia de Covid-19.

La Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju) aseguró que 65 por ciento de sus ventas se concentran en la época navideña y Día de Reyes; sin embargo, con los cierres de tiendas departamentales y otros puntos físicos de venta, la estimación es una caída de 20 por ciento a lo largo del año.

Las cifras negativas de la industria se notaron a lo largo de 2020. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que en los primeros nueve meses del año el valor de las ventas sumó 300.8 millones de pesos, una contracción de 45 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

.Gráfico: La Razón de México

Además, la producción también se vio mermada, pues sólo se fabricaron 8.1 millones de juguetes, una contracción de 45.3 por ciento respecto con las 14.8 millones de piezas de 2019.

“Tenemos la pandemia encima, pero ojalá nos permita distribuir de la mejor manera los juguetes y de esta manera las empresas se mantengan. Nuestra meta optimista es tener una pérdida de 15 por ciento de las ventas anuales; mientras que la pesimista es quedarnos con 20 por ciento. Dependemos mucho del último esfuerzo que es hasta el 6 de enero”, comentó Miguel Ángel Martín, presidente de la Amiju.

En entrevista con La Razón, expresó que la industria ha trabajado muy fuerte, pero con muchos contratiempos durante este año “complicado” en términos económicos. Señaló que su prioridad fue la salud de sus empleados, después la de sus proveedores y al último la financiera.

Se sabe que hasta 2019 en la industria del juguete laboraban 28 mil personas, entre 13 mil empleados que se dedican directamente en plantas o ensamblaje; y 15 mil de forma indirecta (servicio y ventas en tiendas departamentales).

.Gráfico: La Razón de México

“Estamos en un momento muy difícil, pero en la industria hemos logrado acuerdos con bancos y proveedores para retrasar los pagos. Todos estamos haciendo un esfuerzo para mantener a la industria de pie”, afirmó.

Cifras del Inegi refieren que las empresas medianas y grandes concentran 89.6 por ciento de la producción de la Industria del juguete y 71 por ciento del empleo. El índice de la producción de la fabricación de estos productos mostró un desempeño decreciente en los últimos años, al pasar de 95.3 en 2016 a 78.5 en 2018, el último dato disponible.

Pese a la difícil situación que enfrenta la industria del juguete, también se abrieron oportunidades como la venta online.

De acuerdo con Martín, el e-commerce le ha dado un empujón a la comercialización de las piezas, pues 18 de cada 100 unidades que distribuyeron a lo largo del año fueron a través de Internet.

Con la pandemia, dijo, se incrementó la venta de rompecabezas, juegos de mesa y los armables.

“Hay apetito del público. Sí hay un ambiente fuerte de las personas por adquirir juguetes”, afirmó.

Impulsar las ventas online, así como desarrollar e innovar nuevos productos, de acuerdo a las nuevas tendencias del consumidor es de los principales retos que enfrentará la industria este año.

NUEVOS MERCADOS. El presidente de la asociación manifestó que está entusiasmado con la llegada de Tatiana Clouthier a la Secretaría de Economía, pues gracias a ello, estarían esperando una mayor comunicación con las autoridades, para plantear las opciones que tiene la industria, además de indagar qué es lo que ella busca en la industria.

La Amiju destacó que buscan que México sea segundo lugar en exportaciones a nivel mundial. Actualmente ocupa el tercer lugar, sólo por debajo de China y Brasil, respectivamente.

Además, recordó que China y Estados Unidos enfrentan una guerra comercial, la cual ha provocado que las empresas estadounidenses busquen proveeduría en otros países. Ante dicho escenario, consideró que México tiene una oportunidad para incrementar del consumo de juguete mexicano en el país vecino del norte.