La reforma fiscal obliga a baja de precio en fast food

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Tras el alza de impuestos por la reforma fiscal, algunos establecimientos comerciales y líneas de autobuses foráneos, impulsaron medidas para que los consumidores no resientan el aumento de precios que intensifica la cuesta de enero.

Este fue el caso de las cadenas de restaurantes de comida rápida Burger King y Domino´s Pizza, que decidieron bajar el precio de algunos productos que consideraron los más populares entre sus menús.

En Burger King, los consumidores podrán comprar los paquetes “King Deals” por 19 pesos, que incluyen una hamburguesa a elegir entre la Whopper Jr, Rodeo Beef y Rodeo Chicken, junto con algún complemento como papas chicas, aros de cebolla, cheesy tots, malteada, café americano, sundae, pie de manzana y sándwich.

El director general de la marca, Luigi Galli, aclaró que la promoción válida hasta febrero, tiene el objetivo de ofrecer productos con calidad sin que impacten la economía familiar.

Si las hamburguesas no son la mejor opción para el consumidor, Domino´s Pizza lanzó el combo “Pake Compartas” el cual incluye una pizza familiar, nuggets de pollo y papas horneadas por 149 pesos.

El director general de la firma, Leonel Díaz, dijo que el paquete es una opción para obtener una comida completa a un precio accesible.

Otra cadena de restaurantes 100 por ciento mexicana que no se quedó atrás con el cuidado de la economía familiar, es Las Alitas que a pesar de que el alza de impuestos comenzó en enero, no subirá precios hasta abril.

En entrevista con La Razón, Guillermo Benavides, gerente de mercadotecnia y publicidad de Las Alitas, aseguró que como medida de cuidado a los bolsillos de los mexicanos, los precios de su menú se congelarán cuatro meses.

Posterior a esa fecha, los productos que resentirán el alza serán las bebidas y los postres, que subirán hasta 16 por ciento. Actualmente, los precios de Las Alitas rondan entre los 33 pesos para las bebidas y los 60 pesos en postres.

A pesar de los incrementos de precios en insumos, el 2014 será un año de crecimiento para esta empresa, ya que esperan incrementar sus utilidades a cinco por ciento, cifra mayor a la obtenida en 2013 de uno por ciento. Esperan abrir nuevas sucursales, empezando con una en la Ciudad de México.

De las 50 sucursales con las que cerraron el 2013, este año esperan tener 68 a nivel nacional. La inversión es de 10 millones de pesos por cada sucursal.

Por otro lado, en el caso de los autobuses foráneos, que incrementaron el precio de sus boletos en 16 por ciento por el IVA; las líneas ETN, Turistar Lujo, Autovías, La Línea y Tufesa, anunciaron que mantendrán sus precios hasta nuevo aviso.