¡Llegó la hora de ahorrar!

Papa impone control financiero en canonizaciones tras abusos
Por:
  • larazon

Las empresas que han logrado sortear las crisis económicas saben que la diferencia entre éxito y fracaso está en aprovechar al máximo sus recursos. ¿Cómo sumarte a esta tendencia? Comienza con la organización de una junta en la que participen los jefes de área de tu empresa, no importa si son tres personas o más de un decena, el objetivo es identificar acciones enfocadas a disminuir inversiones tanto en materias primas como en pago de servicios básicos.

Lo mejor de todo es que con los ahorros generados podrás enfrentar sin problemas impuestos, incrementos en insumos, así como en combustibles. ¿Te agrada la idea? ¡No esperes más! Comienza a implementar las siguientes medidas para optimizar los recursos de tu compañía:

¡No desperdicies la luz!

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público aumentó el precio del consumo de electricidad doméstico a 0.3% a partir del primero de enero y seguirá subiendo el precio mes a mes hasta llegar a casi 4%.

Para que no te afecte lleva a cabo la sustitución de focos incandescentes por ahorradores, medida que reduce hasta en 30 o 40% el gasto de energía.

¡Limita los viajes!

Los tiempos en los que visitar un cliente, proveedor o sucursal fuera de la ciudad eran común deben controlarse.

Actualmente existen una amplia cantidad de herramientas tecnológicas que te permiten realizar conferencias grupales con imagen entre dos o más personas para evitar hacer viajes que no sean “estrictamente necesarios”.

¡Ahorracada peso que te sobre!

Puedes abrir una cuenta de ahorro la cual no puedas tocar y asignar ahí parte del porcentaje de ahorro. Será la forma más efectiva de tener tu guardadito a salvo incluso de ti mismo.

¡Mantente alerta!

Sin importar el tamaño de las empresas, uno de los gastos más importantes se relaciona con la compostura de maquinaria, un proceso posible de evitar con mantenimiento oportuno, proceso que además de que te evitará costos más amplios en un futuro por descomposturas que requieran refacciones, permite evitar el gasto excesivo de combustibles.

¡Que las fechas no se te escapen!

Si tienes un crédito el reto es cumplir con los pagos puntualmente.

Para conseguirlo elabora un calendario de pagos, guarda cada semana o quincena una parte proporcional de la deuda a cubrir para que no estés desprevenido, y si te retrasas, paga lo antes posible para evitar el incremento de intereses.

Manos a la obra

Reducir costos no es imposible pero el porcentaje de éste varía de acuerdo al número de empleados, tamaño de empresa y voluntad para adoptar las medidas que se requieren. Enrique Pérez Sámano, director de consultoría para Haygroup, te recomienda las siguientes acciones:

Sustituye los focos incandescentes por ahorradores.

Evita las impresiones con mensajes o memorándums electrónicos.

Apaga las luces de oficinas, baños o almacenes mientras no sean utilizados.

Vigila que los empleados apaguen sus equipos de cómputo antes de terminar su jornada.

Prepondera los servicios de mantenimiento para evitar composturas innecesarias en su maquinaria.

Ponte las pilas

Acciones como estas pueden generar una reducción de costos de hasta 60 por ciento.

Lo único que tienes que hacer es generar una cultura de ahorro en la que participen los empleados de todos los niveles

El dato

La reducción de costos en las empresas es indispensable para mantenerse vigente dentro del mercado.

Para ello tiene que implementarse un plan de acción de acuerdo a una estructura perfectamente organizada para que la empresa no se vea afectada a corto, mediano o largo plazo