Generaciones previas nos han abierto puertas, dice

Llevar a Polaris al éxito, tarea de una mujer “todoterreno”

Andrea Lobo, gerente de Mercadotecnia, afirma que ser mujer no es obstáculo en impulso a empresa; ve retos en cadenas de suministro

Andrea Lobo, gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de Polaris México, en imagen de archivo.
Andrea Lobo, gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de Polaris México, en imagen de archivo.Foto: Especial
Por:
  • Berenice Luna

Existe un pequeño, pero poderoso, segmento dentro de la industria automotriz que ha crecido de manera importante pese a la pandemia de Covid-19. Se trata del orientado a los vehículos de aventura “todoterreno” que busca mantenerse en el gusto de los consumidores.

Eso lo entiende muy bien Andrea Lobo, gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de Polaris México, empresa líder en deportes de motor, quien señala que su posición en un mercado naturalmente comandado por hombres, no ha sido un obstáculo para crear las mejores estrategias para continuar en el gusto de los amantes de estos vehículos.

No obstante, admite que hay otros cuantos retos más a los que sí se enfrenta, como la interrupción de las cadenas de suministro, la escasez de semiconductores que ha golpeado al sector automotriz en general y la falta de inventario para cumplir con la demanda de unidades.

Aun así, confía en que el mercado continúe su normalización y hacia adelante la misma oferta marque la pauta para continuar manteniendo el ritmo de recuperación.

Las mujeres somos un tabú en este tipo de industrias, pero cada vez somos más (...) estamos agarrando este medio y lo estamos apropiando hacia el lado femenino

Andrea Lobo
Gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de Polaris México

¿Ha sido complicado dirigir un equipo en una industria manejada naturalmente por hombres? Afortunadamente en trabajos anteriores estuve en industria similares en donde bien o mal la mayoría siempre son hombres. Tengo historial trabajando en maquiladoras y en la competencia directa de esta compañía, entonces afortunadamente para mí no fue un choque muy fuerte el llegar a una posición donde el resto de mis compañeros, todos, son hombres. Además, yo no entré directamente a ese puesto, entré trabajando en el área de ventas y eso me ayudó a generar una amistad con ellos, me ayudó a poder subir a ser gerente de Marketing, entonces hacer una relación y que ellos se darán cuenta de qué tengo la capacidad y llega un momento en el que avalaban el hecho de que tenía la capacidad para poder llevar este monstruo que es Polaris México hacia donde lo hemos llevado, y ayudó a que no hubiera tanto roce.

No obstante, es claro que las mujeres somos un tabú en este tipo de industrias, pero si te fijas, cada vez somos más, existe un ejemplo como Ducati, que es dirigida por una mujer. Entonces, cada vez más y más estamos agarrando este campo y este medio y lo estamos apropiando hacia el lado femenino. Me ha tocado que no somos las primeras mujeres en llegar a estas posiciones, afortunadamente, antes de nosotros hubo mujeres que estuvieron y pavimentaron para que a nuestras generaciones se nos facilitara un poquitito más el panorama.

¿Qué tanto ha sido para ti un reto estar en una posición en la que estás? No ha sido difícil llevarla a cabo, pero sí ha sido un tiempo difícil para desarrollarla, porque yo entré justo antes de la pandemia, tenía seis meses en el rol cuando empezamos a cerrar todo por el Covid-19. Y es un cambio en la industria completamente. Como sabes nosotros fomentamos el estar afuera, las salidas de los consumidores, que las personas salgan en grupos y esto es precisamente lo que nos bloqueó la pandemia; entonces, fue un reto muy grande para mí y para mi equipo, en donde tuvimos que encontrar cómo comunicarnos con todos esos clientes que ya teníamos y asegurarles que el seguir utilizando nuestros vehículos y el seguir saliendo a la aventura, con el cuidado que se debe, estaba bien. Y que aquellos que estaban en el limbo de saber si comprar o no comprar nuestros vehículos, se convencieran de qué sí valía la pena la inversión.

¿Qué necesita tener cualquier persona que ostente una posición como la tuya? En lo particular, me ayudó mucho el equipo que tengo. En México somos dos personas que trabajamos en el Marketing y afortunadamente la persona que me reporta ya tenía más tiempo en este rol, entonces ha sido mi mano derecha. La verdad es que para mí como líder de esta empresa lo más importante es el equipo que uno puede tener, y cómo va formando al equipo para que eventualmente sean ellos quienes tomen el liderazgo que cada uno va dejando o que ellos mismos agarran en otras posiciones; siempre buscando que el equipo se levante con ánimos y que haga las cosas, que les guste su trabajo. Considero que mientras te guste tu trabajo, lo haces con muchísimo gusto y eso fue lo que para mí me ayudó en primer lugar.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta este año? Realmente como cualquier otra marca dentro de la industria de un insumo o de una venta de productos a todos nos está pegando demasiado fuerte la escasez de material y los problemas de la cadena de suministro; entonces, es poder balancear el cómo me presento yo como marca el producto hacia los clientes actuales que quiero mantener dentro de mi marca y evitar que se vayan con la competencia, o generar esa necesidad y meterle esa cosquillita a aquellos que están en el precipicio de comprar o no una unidad de Polaris. Sin embargo, tenemos que tener muchísimo cuidado, porque a la mejor la disponibilidad que nos encantaría tener, no es la que el mercado está solicitando. Entonces, la verdad es que mi demanda está muchísimo más grande que mi oferta, por lo que estamos buscando cambiar poco a poco y de modo muy sutil la imagen y la perspectiva que tienen los clientes que acostumbraban a llegar a la agencia y ahí estaba el carro y se lo llevaban en ese momento, entonces, nos estamos cambiando a un modelo de que somos una marca premium, de prestigio.