Sábado 19.09.2020 - 11:04

Mezcla mexicana en 42.50 dpb; su precio máximo en 12 meses

Mezcla mexicana en 42.50 dpb; su precio máximo en 12 meses
Por:

El precio de la mezcla mexicana cerró este lunes en 42.50 dólares por barril, al incrementarse 1.53 por ciento respecto al viernes pasado, cuando se cotizó en 41.86 dólares. Hay que destacar que dicho nivel no se había visto desde el pasado 9 de octubre, cuando terminó la jornada en 43.06 dólares por barril, según datos del Servicio Geológico Mexicano (SGM) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

Según la directora de análisis económico y financiero de Banco Base, Gabriela Siller, el incremento de los petroprecios a nivel internacional en la sesión de este lunes, se debe a que Rusia informó que está lista para recortar su producción de hidrocarburos, con la intención de estabilizar su valor mundial.

“El precio de las principales mezclas de hidrocarburo finalizó la sesión extendiendo sus ganancias ante una mejor perspectiva en sus fundamentales, debido a que Vladimir Putin, presidente de Rusia, señalara en el Congreso Internacional de Energía en Estambul que el país está listo para congelar o incluso recortar su producción petrolera, para estabilizar el precio del petróleo”, apuntó.

Asimismo, Siller recordó que el pasado 28 de septiembre, los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordaron que limitarían de manera conjunta la producción petrolera entre 32.5 y 33 millones de barriles diarios, a diferencia de los 33.75 millones de barriles diarios producidos en septiembre.

Cabe recordar que el pasado 20 de enero la mezcla mexicana de petróleo registró el nivel histórico más bajo, de 18.90 dólares por barril, el cual es menor a los que hubo durante diciembre de 2008, año en el que inició la crisis mundial, y cuando rondaban los 26 dólares por unidad.

La analista financiera de Banco Base no descartó que en el mediano plazo haya presiones a la baja para el precio del crudo internacional, “ya que los mercados internacionales aún siguen observando una gran sobreoferta de petróleo, mientras que la demanda continúa relativamente débil.