Moody’s da voto de confianza y aplaza calificación de Pemex

Moody’s teme que gasto social afecte desarrollo
Por:
  • Berenice Luna

Después de que Fitch Ratings degradara la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex), la calificadora Moody´s señaló que dará un “voto de confianza” a la estrategia de austeridad planteada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para emitir la calificación de la empresa productora del Estado, lo cual sucederá después de que concluya el primer semestre de este año.

Entrevistada al término de su participación en el Foro de Energy México 2019, Nymia Almeida, vicepresidente senior de Moody´s Investor Service, señaló que el mandato que demuestra el nuevo gobierno es interesante, ya que se basa en una política de austeridad.

Señaló que, aun cuando el gobierno ha referido que se tendrán reducciones en el presupuesto, es posible que haga las cosas de manera correcta, pues hay casos de éxito en la región, de quienes han invertido menos, pero de mejor manera.

“Nosotros queremos dar el beneficio de la duda porque este gobierno viene con un mandato interesante y fuerte de reducción de gastos y costos y es eso justamente lo que necesita la empresa, si no le ha alcanzado el dinero que necesita invertir para estabilizar la producción y las reservas es porque ha gastado mal”, destacó.

Refirió que la empresa ha realizado gastos excesivos en proyectos que se pueden crear con menos recursos; más aún ahora que se le otorgó el doble en la partida presupuestal de este año.

“Entonces, si el mandato es ese (austeridad), deberían de poder hacer más con menos, o con la misma cantidad o con lo que se otorgó para este año, en el que van a doblar lo que van a invertir en exploración y producción; si logran eso, sí tienen oportunidad de dar mejores resultados, queremos ver este primer semestre”, reiteró.

Una baja en la calificación crediticia significa que la deuda de la empresa podría encarecerse aún más, y resulta preocupante si se toma en cuenta que Pemex tendría que pagar 30 por ciento de su deuda en los próximos tres años.

Según números de la directiva, este año la empresa tiene que cubrir 6.6 mil millones de dólares, en 2020 serán 9.6 y en 2021 alrededor de 9.3, lo que en conjunto da cerca de 30 mil millones de dólares que deberán ser cubiertos, teniendo en contra sus inversiones de largo plazo.

Respecto a lo anterior, obligaría a la compañía a tener que refinanciarse y eso sólo se podrá realizar si cuentan con inversionistas dispuestos a prestarles; pero, para ello, tendrán que dar resultados buenos.

“Por eso es tan importante que la empresa reconozca y sepa que debe dar resultados muy pronto, porque sino va a tener que pagar una deuda con recursos que no tiene”, explicó.

A SABADELL NO PREOCUPA BAJA EN CALIFICACIÓN. Por otra parte, Banco Sabadell aseguró que la baja en la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos no preocupa, mientras se mantenga en grado de inversión.

El director general de Banco Sabadell México, Francesc Noguera, mencionó que si se trata de una baja en el grado, pero continúa en grado de inversión, no es preocupante; sin embargo, si se diera una nueva revisión y bajara de investment grade, el costo del fondeo cambia de forma drástica.

Luego de indicar que el estimado de crecimiento económico para 2019 del banco es de 2.0 por ciento, aseguró que, a pesar de esta reducción de calificación, así como de bloqueos y huelgas, se mantiene el interés de México.

El Dato: La firma calificadora refirió que analizará todas las operaciones de la empresa.

“México sigue teniendo todo el interés del mundo, es una economía enorme, una de las más grandes del planeta, con una serie de recursos impresionantes y fundamentos macroeconómicos muy sólidos”, poco endeudado, niveles de inflación controlados “es un país sumamente interesante”, aseguró el directivo.

Aseguró que los empresarios en el país siguen trabajando y continuarán sus inversiones, lo que se refleja en que Banco Sabadell tiene mil 600 acreditados con una cartera de 72 mil millones de pesos al cierre de 2018.