Moody’s ve riesgos en bonos verdes

Recomienda Moody’s mandato dual de Banxico para mitigar crisis
Por:

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco pone en riesgo la máxima calificación que otorgó la calificadora Moody’s a los bonos verdes, por cuatro mil millones de dólares, emitidos el año pasado para financiar inversiones en energía renovable, conservación de la biodiversidad y otros proyectos amigables con el medio ambiente en esa zona.

La calificadora vuelve a emitir una segunda advertencia, luego de que rebajara la calificación de los bonos senior (que tienen preferencia de cobro) del NAIM y la dejó a un paso del grado especulativo.

Asimismo, la cancelación de la obra resultaría en una reducción de la evaluación en las notas a GB5 (deficiente) desde GB1 (excelente), lo que a su vez reflejaría el desvío de los ingresos obtenidos para un proyecto amigable con el ambiente.

La colocación de las calificaciones en revisión para la baja refleja la incertidumbre en torno a las próximas decisiones que el gobierno entrante deberá tomar respecto a la nueva concesión aeroportuaria y las posibles implicaciones para los tenedores de billetes.

En el peor de los escenarios, un evento de incumplimiento podría ser activado por una modificación de la aún existente concesión, de una manera que cause un efecto adverso importante en las operaciones.

Además, aseguró que los próximos pasos del nuevo gobierno no están claros en este momento, pero creen que se moverán a detener la construcción en el nuevo aeropuerto después del 1 de diciembre y optar por construir dos edificios adicionales y pistas de aterrizaje en Santa Lucía, un aeropuerto militar existente que operaría junto con el actual aeropuerto de la Ciudad de México.